Concepto de tala

La palabra tala posee varias acepciones:

Puede referirse a la moneda oficial del Estado Independiente de Samoa Occidental, emitida por su Banco Central, país que reúne un conjunto de islas ubicadas al sur del Pacífico, correspondientes al archipiélago de la Polinesia.

También puede referirse a un árbol de tamaño mediano, de poderosas espinas y madera dura, el celtis tala” oriundo de América del Sur.

Geográficamente es una localidad llamada Rosario del Tala, ubicada en Argentina, en la provincia de Entre Ríos, en las orillas del río Gualeguay. En la Provincia de Buenos Aires también existe una localidad llamada Río Tala, perteneciente al partido de San Pedro. El nombre de esta ciudad se debe a que se fundó a orillas de un río que contaba en sus proximidades con plantaciones de árboles de tala.

Musicalmente es un sistema de ritmos, que conforman los ciclos de la raga, música de la India, proveniente etimológicamente de “tal” que se traduce como palmada.

Originada en la palabra de origen germánico “talón” que significa arrebatar, tala se refiere a la acción de talar, o sea, cortar los árboles desde donde comienza el tronco, con fines diversos (aprovechar la zona para actividades de cultivo o urbanizarlas, y aprovechar la madera de los árboles) provocando un grave problema ambiental que es el de la deforestación, sobre todo cuando se realiza la llamada tala rasa, sin discriminaciñón, como ocurre en la tala selectiva; provocando contaminación atmosférica, climas más secos e inundaciones; además de la pérdida de biodiversidad (en los bosques habitan muchas especies animales y vegetales, que desaparecen con la tala indiscriminada). También se alude con la denominación de tala, a una defensa accesoria, a modo de fortificación integrada por árboles talados.