Concepto de talla

La palabra talla en una primera acepción significa cortar. Es por ello que se denomina talla a los cortes que se realizan en diferentes materiales para darles forma, por ejemplo a la piedra, llamada talla lítica, lo que se usó a partir de la Edad de Piedra, en la Prehistoria humana. El homo habilis ya generó la cultura conocida como Pebble Culture, de cantos tallados. La talla se fue perfeccionando hasta llegar a la cultura Musteriense en el Paleolítico Medio, donde el sílex es tallado con abundancia de puntas y sin bifaces. La talla de materiales como madera, mármol, etcétera, dio origen al trabajo de los escultores.

Concepto de talla

El tallado puede hacerse también de los diamantes, para convertirlos en piedras preciosas.

La talla puede también hacer referencia a la altura de un individuo, o a la medida de ropa o calzado que necesita de acuerdo a sus dimensiones corporales. Ejemplo: “ese niño tiene una talla muy grande para su edad” o “tu talla de calzado es Standard” o “estoy tan obeso que no consigo talla de ropa”. En sentido moral también podemos aludir a talla como grandeza espiritual: “su talla moral es inobjetable” “para discutir conmigo deberías estar en mi talla”, o “la talla del maestro es ejemplar”.

Con otro origen etimológico, del portugués “talha”, las tallas en Andalucía son las también llamadas alcarrazas, recipientes de ancha boca y pequeña base, provistas de dos asas, para guardar líquidos y que se conserven frescos.
Derivada del francés “taille” talla designa un tributo que se usó en Francia durante el Antiguo Régimen. El pago de este impuesto que era personal, arbitrario y directo, recibía el nombre de talla, pues su pago se acreditaba haciendo cortes o tallas en palos, que se entregaban al contribuyente como comprobante.