Concepto de tenebroso

La palabra tenebroso procede etimológicamente del latín “tenebrosus” siendo un cultismo que se formó para referirse a aquello que resulta oscuro, tétrico o sombrío, derivado de la palabra latina “tenebra” que hace referencia a los que carece de luz.

La palabra tenebroso se aplica a todas aquellas situaciones que por hallarse oscuras ya sea en sentido literal o figurado “por ejemplo referido a los pensamientos o acciones humanas” generan temor, pues suelen ser peligrosas. Por ejemplo: “la noche está tenebrosa, es mejor no salir, puede haber alguien acechando” o “Juan tiene tenebrosos pensamientos, siempre llenos de odio y resentimiento”. Lo tenebroso suele estar vinculado con lo diabólico, oculto, misterioso y perverso.

Concepto de tenebroso

Por ejemplo, el océano atlántico, donde en la antigüedad eran habituales los naufragios, y las tormentas, generaba tanto miedo en los navegantes, que lo llamaban “mar tenebroso”, y lo veían como un límite al mundo terrenal.

El infierno es visto por la mayoría de las religiones como el sitio tenebroso, oscuro y horrible, donde van las almas pecadoras luego de su muerte. San Agustín describió el Reino de la Luz, santo, poderoso y sabio, como opuesto al Tenebroso, inmenso, profundo, donde moran seres pestilentes.

Muchas obras literarias y cinematográficas incluyen la palabra tenebroso en sus títulos, lo que indica que están enmarcadas en el género de terror, a veces combinadas con humor negro, como por ejemplo ocurre en la película “El legado tenebroso” exponente del cine mudo estadounidense, del año 1922. Los títulos que incluyen esta palabra son muchos y se reiteran en el tiempo. En el año 2012 llega al cine en Estados Unidos “Sombras tenebrosas” que lleva a la pantalla grande una serie televisiva del mismo nombre. Su director es Tim Burton.