Concepto de transición

Se entiende por transición (palabra que proviene en su etimología del latín “trānsitiō” con el significado de "tránsito”) el período intermedio en que algo pasa de un estado a otro, que dura un cierto tiempo, con tendencia a desaparecer, pero donde coexisten resabios del estado anterior y del nuevo, hasta que éste termine por imponerse.

Se usa en diversos ámbitos. En la vida privada decimos por ejemplo: “la adolescencia representa una etapa de transición en la vida de las personas, donde el niño paulatinamente va convirtiéndose en un ser adulto” o “en nuestra pareja estamos en una etapa de transición, luego de la llegada de nuestro hijo, estamos tratando de habituarnos a los cambios”.

A nivel social, podemos tomar como ejemplo de transición, el paso de las sociedades medievales, tradicionalistas y feudales al mudo moderno y capitalista, que representó un período donde creció la vida urbana, se industrializó, se comenzaron a borrar las diferencias estamentarias, y se profundizó la secularización.

Las etapas de transición son en general confusas y adaptativas. Por ejemplo, el hombre acostumbrado a una rígida sociedad feudal, se encontró de pronto libre, pero también desprotegido.

A nivel artístico el paso del arte medieval y religioso, al renacentista, centrado en el ser humano, también ocurrió en etapas de transición hasta su consolidación, plasmándose en la etapa de transición figuras religiosas mezcladas con hechos o seres mundanos.

En Ciencias Naturales se aplica la palabra transición al período en que una materia pasa de un estado a otro. Por ejemplo el momento de transición de un cuerpo de estado sólido al que se le ha aplicado calor, al estado líquido, se denomina fusión.