Concepto de tupido

Tupido es el participio de tupir, verbo de tercera conjugación que se refiere a la acción de apretar mucho algo. Algo tupido es algo espeso, que no tiene claros o espacios libres.

Se utiliza en varios contextos: “El perro tiene un pelo muy tupido y por eso cuesta peinarlo”, “Esta tela tupida es muy gruesa y abrigada”, “Un tupido ejército avanzó contra el enemigo, sin dejar ningún lugar sin cubrir”, “Su barba era tan tupida que daba la impresión de estar sucia”, “La niña tiene poco cabello, pero sus cejas sin embargo, son muy tupidas”, “No tejas con una trama tan abierta, es preferible que tejas apretado si quieres que el abrigo quede tupido”, “La alfombra de la sala es muy suave y tupida, aunque tiene el inconveniente de que es difícil de limpiar” o “Debes cortar el pasto: está tan alto y tupido que es peligroso que en él se escondan alimañas”.

Concepto de tupido

Los bosques tupidos tienen pocos claros y suelen ser bastante peligrosos, aunque son muy atractivos visualmente e invitan a la aventura.

Por extensión, la abundancia puede referirse también a fenómenos climáticos, como por ejemplo la lluvia, la nieve o el granizo: “Una tupida nevada nos sorprendió en el camino y no podíamos ver nada”.

Puede aplicarse también a aquellas personas que son torpes o les cuesta entender explicaciones y conceptos, o no aciertan a resolver situaciones problemáticas.

En Literatura, Pilar Donoso escribió el libro “Correr el tupido velo” sobre su padre adoptivo, el novelista José Donoso, contando entre el cariño y la amargura, sus pasiones, sus escritos, las motivaciones de sus libros, sus viajes, sus contradicciones, las quejas familiares, los amores y sus temores, sobre todo a las enfermedades.