Concepto de unánime

En la palabra latina unanimis es donde se encuentra el origen de la palabra actual unánime. Un adjetivo este que se utiliza para definir a toda aquella opinión o decisión que es fruto del acuerdo común de todas aquellas personas que la toman. Es decir, se trata de un dictamen en el que no existe ningún tipo de desacuerdo ni diferencia.

En este sentido, partiendo de dicha acepción es frecuente que el término que nos ocupa sea utilizado en campos donde se llevan a cabo diversas votaciones. Un ejemplo de lo que estamos diciendo es este: “Después de las distintas sesiones del juicio, el jurado tomó una decisión unánime respecto a la inocencia del acusado”.

No obstante, también es necesario resaltar que este concepto también es empleado en otras ocasiones para definir a un grupo concreto de personas que se caracteriza porque todos sus integrantes tienen una misma opinión o una misma forma de pensar.

Asimismo, no se puede dejar pasar por alto el hecho de que de la misma manera el concepto que estamos tratando es usado otras veces como sinónimo de la palabra consenso.

Finalmente hay que subrayar que uno de los campos más concretos y exactos donde se utiliza dicho término es en el del boxeo. Y es que es muy frecuente que en el citado ámbito se haga referencia al fallo unánime. De esta forma, se quiere definir a una decisión muy sólida y común que ha tomado el jurado del combate cuando los diversos integrantes del mismo le dan todos los votos al mismo boxeador y este se declara campeón de la prueba.