Concepto de inalámbrico

Literalmente inalámbrico significa que carece de alambre, usándose para nombrar aquellos artefactos que sirven para comunicar usando cableado, pero pueden hacerlo sin usar alambres o cables. Si bien su uso es muy frecuente y ha cobrado gran alcance con el desarrollo de la Informática, otros aparatos son también inalámbricos, como la radio, el televisor o el control remoto.

Se logra la comunicación entre emisor y receptor a través de ondas electromagnéticas de radiofrecuencia baja, que circulan por el espacio esparcidas en muchas direcciones por una antena, y son captadas por ciertos elementos físicos o puertos que actúan como receptores de dichas ondas, colocados en el emisor y el receptor. Necesitan además una banda de frecuencia, pues para ser correctamente comunicados, emisor y receptor deben estar en igual frecuencia. Algunos equipos cuentan con conexión por cable e inalámbrica, pudiendo usarse ambas, según la necesidad. Las que usan cables son más rápidas y más seguras, y las inalámbricas permiten más flexibilidad y comodidad. Las distancias y las interferencias pueden obstaculizar la comunicación inalámbrica. El desarrollo de la tecnología satelital tiende a solucionar algunos de estos problemas.

Concepto de inalámbrico

Muchos artefactos electrónicos al contar con conexión inalámbrica posibilitan que puedan ser transportados de un sitio a otro, como sucede cuando se tiene Wi-Fi (fidelidad desprovista de cables) por ejemplo en una computadora o en un teléfono celular (estos también inalámbricos) que permiten conectarse a Internet desde un punto de acceso, estando en cualquier lugar. El Wi-Fi usa ondas de radio, lo mismo que el BlueTooth. Pueden usarse también ondas de calor o infrarrojas.