Concepto de ablativo

El origen etimológico de la palabra ablativo es latino. Proviene de “ablativus”, integrada por “ab” que indica privación, y por “latus” = llevado. A esto se le agrega la terminación “ivo” para aludir a una relación. Significa algo así como “relativo a lo que fue extraído o sacado, a lo arrojado fuera”.

Puede entonces definirse el ablativo, gramaticalmente, como un caso de declinación latina, de diferentes usos, que indican situaciones de tiempo, de separación (fue el primer uso, de ahí su etimología), de modo, de instrumento, de compañía y de lugar, a la manera de lo que conocemos como complementos circunstanciales.

Concepto de ablativo

El ablativo absoluto es un caso especial, que hace referencia a las situaciones o circunstancias que rodearon a la acción. La conexión con el resto de las palabras que integran la frase, es solo para servirle de antecedente, sin que visualicemos explícitamente los nexos: “Al vencer en Actium, Octavio erigió una ciudad” o “Si Dios lo permite, iremos de viaje”. Otros casos de ablativos indican causas, comparaciones, precios, instrumentos, agentes, etcétera. El ablativo actúa en la oración como complemento.

En español en general se usa anteponer una proposición al sustantivo para indicar muchos de estos casos (bajo, sin, desde, con, de, por). En latín aparecen a veces acompañados de preposición y otras no, por lo cual si carecen de ellas y debemos traducir un texto en latín debemos agregárselas para poder entenderlo. Ejemplos: “Roma proficisci”, se traduce como “partir de Roma”

Ejemplos de ablativos:

El ablativo de procedencia, o sea el lugar de donde uno viene (ab, de y ex): “ab oppido proficiscri” cuya traducción es: “partir de la ciudad”; “de muro in fossam iicere”. Traducción: “arrojar del muro al foso” y “ex provincia convenerant”: “habían llegado de la provincia”. Con respecto al tiempo: “ab initio” (desde el principio). Pueden también denotar separación. Ejemplo “direptione militem abstinere, que significa “apartar de la rapiña al soldado”. Ejemplo de ablativo instrumental: “gladio interficere” se traduce como “matar con una espada”.