Concepto de capítulo

La palabra capitulo, del latín “capitulum”, diminutivo de “caput” que alude a cabeza o encabezado”, es usada en la literatura para dividir una obra extensa, a efectos de lograr claridad y orden. Los capítulos se enumeran de menor a mayor comenzando por el uno, y suelen responder a unidades temáticas, por lo cual generalmente van acompañados de un título. Hacen más fácil la identificación de determinados contenidos. Así cuando el profesor dice “lo que expliqué está en el capítulo cuarto del texto”, o “el examen comprende los capítulos uno a tres”.

Es también frecuente esta división, en series televisivas, que se van dando en pequeñas partes (capítulos) en forma diaria o semanal, debido a que son muy largas para ser vistas en una sola jornada. Ejemplo “tuve que ir al médico, y me perdí el capítulo de la novela”.

Como metáfora, cuando alguien ha pasado por un momento trascendente en su vida bueno o malo, dice que está viviendo o ha vivido un capítulo en su historia personal: “Hoy me divorcié de Sergio, y comienzo un nuevo capítulo en mi vida”.

En el ámbito religioso se denominaba capítulo a la reunión de eclesiásticos que leían diariamente un capítulo de la Regla de San Agustín, en una sala que recibía el nombre de capitular. De allí pasó el término a designar a un conjunto de religiosos que actúan en su jurisdicción dotados de personería jurídica.

También puede hacer referencia en las órdenes militares, a una junta de Caballeros.

Capítulos o capitulaciones matrimoniales son los acuerdos que realizan sobre sus bienes los futuros cónyuges.