Concepto de Filología

La palabra filología nació en Grecia como φιλολογία o “philología”, de donde pasó al latín como “philologĭa”, compuesta por “philo” con el significado de “amor” y por “logos” traducido como “palabra”.

Se originó la Filología en el período helenístico de la Antigua Grecia, en el siglo III antes de la era cristiana, donde los estudiosos interpretaban y restauraban sistemáticamente, textos antiguos eliminando sus errores, en la Biblioteca de Alejandría. En Roma se continuaron los estudios filológicos, hasta el Bajo Imperio en los que se suspendieron, para retomar con gran impulso durante el período renacentista, especialmente impulsado por la invención de la imprenta y la revalorización de los textos griegos y romanos. En el siglo XVIII nace la Filología de la mano de Friedrich Wolf en un sentido moderno, abarcando no solo el estudio de las palabras sino de la historia, costumbres e instituciones por medio del método crítico. El filólogo alemán Paul Oskar Kristeller (1905-1999) estudió los escritos del Renacimiento para adentrarse en su ideología.

Concepto de Filología

Si bien muchas veces se confunde con la Lingüística que desde Saussure es la ciencia que se dedica a analizar el lenguaje humano y los aspectos comunes entre las lenguas, la Filología es una ciencia que tiene también a las palabras como su objeto de estudio, pero se ocupa de analizar los textos escritos literarios y no literarios, para desentrañar su sentido dentro de una civilización determinada, reconstruirlos, editarlos, comparar las palabras del idioma con la que están escritos con otras lenguas. Esto ayuda a conocer cómo es esa cultura en cuánto a sus características y grado de desarrollo.