Concepto de lectura

La palabra lectura significa en principio “lo que se va a leer” pasando a designar el acto de recorrer un escrito con la mirada, significando los símbolos lingüísticos gráficos, para interpretarlo e incorporarlo a su estructura cognitiva, siendo leer un verbo que etimológicamente procede del latín “legere”. La lectura puede ser en voz alta o silenciosa.

Para proceder a la lectura debe contarse con un texto escrito, un mapa, un gráfico, un medidor de energía, etcétera; que puede ser de autoría del que lo lee o de otra persona. Quien no sabe leer y escribir es un analfabeto. Quienes leen un texto sin comprenderlo se dice que son analfabetos funcionales. En general la adquisición de la lectura y la escritura se inicia a la edad de entre 5 y 7 años, para luego ir perfeccionándose. Ciertas lecturas más abstractas requieren mayor entrenamiento y maduración mental, lo que se adquiere luego de la adolescencia. Puede también hacerse lectura de números. Los ciegos utilizan para realizar la lectura, el sistema Braille.

Concepto de lectura

La lectura en voz alta de ciertos documentos públicos en presencia de las partes, por parte del Oficial Público, Juez o Notario interviniente, es a veces requisito fundamental de validez para ciertos actos jurídicos, como por ejemplo, celebrar un contrato matrimonial o formalizar una escritura traslativa de dominio de un inmueble.

Por extensión, y entendiendo la lectura como interpretación, se aplica a ciertos acontecimientos y como son entendidos por la gente, por ejemplo: “¿Qué lectura puedes hacer del resultado de las elecciones electorales? o “el gobierno leyó las manifestaciones populares de acuerdo a su propia visión, y trasladó la culpa al contexto de crisis mundial”.