Concepto de neologismo

La palabra neologismo nos llega desde el griego. Está integrada por “néos” que equivale en español a “nuevo”, y por “logos” = palabra.

Se trata de palabras nuevas, formadas por vocablos antiguos, griegos o latinos o de otros idiomas, que se usan para describir situaciones o cosas actuales para las que no existe un término asignado en la lengua de que se trate, o simplemente por moda o para crear expresiones o lexemas novedosos. No significa simplemente adoptar una palabra de otro idioma pues eso se denomina extranjerismo, sino de crear otra a partir de dos o más de la lengua extraña. Por ejemplos los vocablos psicología, blogosfera o telepatía son neologismos formados de raíces griegas. Existen neologismos que se forman a partir de la unión de palabras propias del idioma (por composición) sin necesidad de recurrir a otras lenguas, como ocurre por ejemplo con sacacorchos o ecosocialismo. También se puede usar derivaciones de palabras a las que se les antepone un prefijo o agrega un sufijo por ejemplo, posguerra; o de cárcel, derivar carcelero

Concepto de neologismo

También puede hablarse de neologismo cuando a una palabra que ya existía en el idioma se le atribuye un nuevo significado. Por ejemplo de tío, hermano del padre o la madre, se aplica también para nombrar a alguna persona cualquiera.

En los cultismos, la palabra es traída del griego o del latín sin alteraciones en su morfología original que pudieran haber sido introducidos por las lenguas romances. En muchos casos los cultismos sirven de base para crear neologismos, como ocurre con muchos términos científicos.

No son neologismos entre otros los diminutivos, los aumentativos, los adverbios terminados en mente o las siglas o abreviaturas (salvo excepciones).