Concepto de plural

Cuando usamos el vocablo plural estamos haciendo alusión a más de una persona; o cosa, material o inmaterial; o a múltiples elementos o aspectos diferentes que componen la esencia de alguien o de algo.

En Gramática, el plural (que designa más de un individuo) y el singular que se refiere solo a uno, son morfemas que indican la variación en el número de un sustantivo o nombre. Al igual que el género (masculino o femenino) el número (singular o plural) es un accidente gramatical.

Para formar el plural de un sustantivo cuya terminación es una vocal no acentuada o acentuada (salvo la é) se le agrega la consonante “s”: personas, mamíferos, elementos o gatos.

Para lograr el plural de un sustantivo que finalice en consonante o en vocales acentuadas (salvo la “é”) debe agregarse “es”: rubíes, reyes o flores. En ocasiones puede alterarse la consonante final de la palabra. Es el caso de que termine en z, que cambia por “c”; por ejemplo: voz-voces.

Existen sustantivos que terminan en “s” y designan tanto el singular como el plural. Ejemplo: el lunes o los lunes; la crisis o las crisis. Para saber si son singulares o plurales hay que recurrir al artículo.

Los adjetivos deben adecuar su número al sustantivo que acompañan: flores hermosas, cadenas inviolables, mujeres hermosas (no podría decirse por ejemplo "niños travieso").

En Sociología se habla de sociedad plural para calificar a aquellas sociedades donde conviven muchas culturas diferentes en cuanto a su etnia, religión, tradiciones, lengua o ideología. Las sociedades democráticas atienden al pluralismo tratando de integrar estos grupos respetando a todos, e intentando a través del diálogo y la libre expresión, una convivencia armónica y pacífica. Los partidos políticos son una expresión de la pluralidad de ideas, lo mismo que la existencia de iglesias, sinagogas, mezquitas en un mismo territorio es característica de la aceptación de pluralidad religiosa.