Concepto de preposición

Las preposiciones son elementos gramaticales invariables de la oración, que se utilizan para establecer relación entre las palabras de un discurso, siendo una de esas palabras el núcleo de la preposición, y la otra palabra, subordinada a la anterior, el término de la preposición.

La primera palabra es por lo general un sustantivo, un adjetivo o un verbo, y menos frecuentemente, un adverbio, un pronombre y en raras ocasiones una interjección; la segunda es un sustantivo. Ejemplos: “el gorro de lana”, “malo para la navegación”, “se extiende hasta las montañas”. Por obra de la preposición, el término se convierte en complemento del núcleo. Son por lo tanto, palabras relacionantes o nexos, al igual que las conjunciones, que no tienen valor significativo por sí solas, pero otorgan sentido a la oración en la que actúan.

Son preposiciones: a, ante, bajo, cabe (arcaísmo), con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, pro, según, si, so (arcaísmo), sobre y tras. Algunas son preposiciones de lugar, como “entre” o “tras”; otras son preposiciones de causa, como ocurre con “por”; otras son de compañía, como “con”; y algunas de tiempo, como “desde”; o de finalidad como “para”.

Algunos participios activos se han convertido por su uso en preposiciones, con son los casos de “durante” y “mediante”.

Cuando el término de la preposición va precedido del artículo “el”, y las preposiciones son “a” o “de”, se produce una contracción del pronombre y el artículo formando “al” o “del”, según el caso. Ejemplos: “vamos al teatro”, “retorno del colegio”.