Concepto de sigla

Con nuestro afán de economizar, esta vez les toca el turno a las palabras ya que las siglas son modos de abreviar expresiones complejas tomando para nombrarlas solo las letras iniciales de sus vocablos principales (sin considerar por ejemplo conjunciones y preposiciones, salvo excepciones como el caso de PYME, que es la abreviatura de pequeña y mediana empresa). A veces se hace tan cotidiano que pronunciamos la sigla como si fuera una palabra diferenciada, olvidándonos incluso de lo que representa cada letra, constituyendo así un acrónimo como en los casos de láser, ovni o sida, que no necesita cada letra escribirse con mayúscula. Cada letra que integra una sigla también recibe el mismo nombre. De todos modos no es rígida la escritura de las siglas con mayúscula ya que tienden cada vez más a constituirse en acrónimos por la habitualidad de su uso y por ello muchas son aceptadas que se escriban con minúscula como una nueva palabra. Las siglas no se escriben con tilde ni admiten formas plurales, lo que está determinado por los artículos, por ejemplo las ONG (las organizaciones no gubernamentales)

Concepto de sigla

Entre las siglas más conocidas y de uso en diversos ámbitos, están: ONU, RAE, OEA, FMI, CD, PBI, UE, FM y ACNUR (puede ponerse, siendo opcional, punto entre cada letra) que significan, respectivamente: Organización de las Naciones Unidas, Real Academia Española, Organización de los Estados Americanos, Fondo Monetario Internacional, “compact disc” o disco compacto, Producto Bruto Interno, Unión Europea, frecuencia modulada y Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. La lista podría extenderse hasta límites insospechados pues cada día aparecen nuevas siglas.