Concepto de texto

La palabra texto deriva en su etimologia del vocablo latino “textus” que significa algo tejido o entrelazado. Este entramado define a un texto como una serie de enunciados sistemática y coherentemente dispuestos que se expresan en forma oral o escrita. La intención del texto es comunicar un mensaje, ya sea persuasivo, intimidatorio, romántico, informativo, entre otros; por eso debe tener sentido, para ser comprendido por el destinatario que puede ser una o varias personas individualizadas (por ejemplo una carta) o destinados al público masivo (un libro).

El texto de una ley, o también llamada la letra de la ley positiva (la que consta por escrito) alude a su contenido prescriptivo, que impone conductas, o las impide bajo la amenaza de una sanción. En general el texto legal se divide en artículos.

Cuando se habla de Texto Sagrado, se hace referencia a la Biblia.

Un mensaje de texto es el que se envía a través de un teléfono celular.

Se habla de comprensión de textos, cuando tratamos al leerlos de descubrir lo que quiso decirnos su autor, para lo cual debemos comprender el significado de cada palabra dispuesta en el mismo (para lo cual el diccionario resulta de gran ayuda) y su significación en el contexto, o sea dentro del todo que se ha escrito.

Analizar un texto significa descomponerlo en sus partes. Percatarse de como está dividido, los temas que aborda, la forma de escritura (en versos, en prosa, como diálogo, descripción o narración, la utilización de recursos literarios, etcétera).

Resumir un texto importa extraer sus ideas principales, y acortarlo, suprimiendo las secundarias. Si deseamos sintetizarlo, debemos expresar esas ideas principales con palabras propias, y no trascribiendo las del autor.