Concepto de metro

Del griego μέτρον o “metron” en el sentido de “medida” nos llega la palabra metro, y designa la unidad principal de longitud en el Sistema Internacional de Unidades. Se simboliza con la letra m y representa, según la definición adoptada en 1983, la distancia que la luz recorre en el vacío en un intervalo de 1/299 792 458 de segundo. En sus orígenes se había definido como la diezmillonésima parte del cuadrante correspondiente al meridiano de terrestre.

Se usa como sufijo de instrumentos de medición, como por ejemplo barómetro o cronómetro. También es el sufijo de los múltiplos del metro, o sea medidas mayores como el decámetro, el hectómetro o el kilómetro; y para los submúltiplos, que son medidas menores que el metro, como el decímetro, el centímetro o el milímetro.

Concepto de metro

El metro es un instrumento que se usa para medir, y se trata de una regla que se divide en 100 centímetros: “Usa el metro para medir la altura del mueble”, “La empleada de la tienda me cortó la tela midiéndola con un metro”, o “La madre midió la altura de su hijo con un metro”.

Como prefijo, por ejemplo en metrorragia tiene otro significado, ya que en este caso, “metra” designa a la matriz o útero. En metrópoli, “meter” significa “madre”.

Como sistema de transporte de pasajeros, también llamado ferrocarril metropolitano (de aquí el nombre de metro) o subterráneo, conecta en forma rápida las áreas de las grandes ciudades a través de trenes con capacidad para muchos pasajeros, que pueden estar a nivel del suelo, como los que hay en México, en lugares por encima de la calle, como ocurre en Lima o en Chicago, o ser redes subterráneas como en Buenos Aires o Madrid. Los primeros metros fueron estrenados en Londres en 1863 y su longitud era de 6 kilómetros. El primer metro de Argentina, fue el de Buenos Aires en 1913.