Concepto de número

La palabra número proviene etimológicamente del latín “numerus”; expresa cantidad, referida comparativamente a la unidad, que es la base de todo sistema numérico. Así decimos dos hojas, ocho perros o cinco cuadros; o a la medida de una magnitud, por ejemplo, ocho metros o cinco kilómetros, o cuarenta litros. Esas cantidades llamadas números se representan por medio de signos numéricos. La ciencia que se ocupa del estudio de los números, sus propiedades y las operaciones que pueden hacerse con ellos es la aritmética, que es una rama de la matemática.

La numeración puede ser arábiga o decimal, que son los signos creados en la India e introducidos por los árabes en el continente europeo, y es un sistema de numeración que usa diez símbolos.

La numeración romana (vigente en la antigua Roma y utilizado actualmente para identificar siglos o dividir capítulos entre otros usos) contempla letras mayúsculas a las que posiciona a derecha o izquierda de otra letra para aumentar o disminuir el valor del número. Así XI es el número arábigo 11, pero IX es el número arábigo 9. No usaron el cero, que fue incluido en la numeración arábiga.

El número que hace referencia a una cantidad de especie determinada, se llama concreto. Si es de especie indeterminada se denomina abstracto.

Los números naturales son los que dentro de un conjunto se suceden al 1, que es el primero en el orden de sucesión. Pueden ser positivos o negativos. Los números enteros son los que no poseen parte decimal.

Referido a la gramática, el concepto de número, alude a la distinción de las palabras en singulares o plurales. El plural se logra al añadir la letra s al singular, si la palabra finaliza en una vocal sin acentuación o en e; o la sílaba es, en los demás casos, salvo papá y mamá a los que se agrega sólo la s.