Concepto de raíz cuadrada

La radicación es una operación matemática, de antigua data, ya que la practicaban los primeros estados egipcios, que consiste en encontrar la raíz de índice n de un número determinado. La raíz se indica con un signo semejante a una r minúscula evolucionada, que se denomina radical, con un brazo de prolongación sobre el número cuya raíz se pretende hallar, que recibe el nombre de radicando, y encima de la cual se coloca el índice (que indica el orden de la raíz) en la apertura de la V. Cuando se trata de raíz cuadrada (cuyo índice es 2) no es necesario colocar el orden de la raíz en el radical. Este símbolo para expresar la raíz cuadrada reconoce como autor al matemático alemán Christoph Rudolff, que lo utilizó en su libro “Coss” aparecido en el año 1525.

La raíz de un número o radicando, es otro número, que al ser elevado a la potencia que señala el índice, da como resultado el valor del radicando, pues es la operación inversa a la potenciación. Las raíces más utilizadas son las cuadradas y las cúbicas. Se determinan generalmente a través de logaritmos.

Así la raíz cuadrada , puesto que . En este caso vemos que da como resultado un número entero, aunque otras veces puede ser un número decimal como ocurre por ejemplo con la raíz cuadrada de 2 o de 3.

Recién en el siglo XVIII se aceptó la posibilidad de hallar las raíces de los números negativos, que dan lugar a los números complejos.