Concepto de encender

Encender es un verbo de segunda conjugación (termina en “er”) que se originó en el latín “incendĕre”; vocablo integrado por el prefijo “in” que designa algo interno y el verbo “cendĕre”, a su vez derivado de “candĕre” en el sentido de tornar algo más brillante. Encender es usado para designar la acción de originar una fuente luminosa, como el caso de prender la luz o el fuego, aunque también se aplica a poner en funcionamiento cualquier aparato mecánico o electrónico: “Enciende el motor del auto para que se vaya calentando”, “Las luces de la casa estaban encendidas pero no había personas en su interior”, “Enciende las hornallas para poder cocinar la comida” o “Enciende el televisor que ya va a comenzar nuestro programa favorito”.

Concepto de encender

Para que la acción inicie se debe presionar una tecla conectada a una corriente eléctrica en el caso de la luz o de un aparato electrónico; o prender un fósforo o acercarle cualquier chispa a una cocina, etcétera.

Se asocia con calor y ardor. Por eso se lo usa también para hacer referencia a las emociones, o sea a las manifestaciones fogosas de las personalidades, que pueden provocar interacciones intensas positivas o negativas: “Entre Juan y Estela se encendió la llama de la pasión”, “Se encendió la alarma en la población cuando corrió el rumor de que el feroz asesino había escapado de prisión”, “La furia se encendió en su corazón cuando se enteró que mataron a su hermano” o “El profesor montó en cólera y su carácter se encendió y estalló en cólera”.

En el sentido de despertar o nacer sentimientos: “Se encendió en mi la vocación de madre que yacía dormida desde hace años” o “Encender en mis alumnos la curiosidad por el saber es mi mayor anhelo”.

Cuando alguien se ruboriza en general producto de la vergüenza, su rostro toma un color rojizo, y por eso se dice que se ha encendido.