Concepto de industria ligera

En general se clasifican a las industrias en dos grupos: la industria pesada, cuyos productos generalmente se destinan a otras industrias o se incorporan en otros procesos productivos, pudiendo mencionarse entre sus ramas a la industria química, la metalúrgica o la petroquímica; y por otro lado, la industria ligera, objeto del presente análisis, cuyos productos se destinan preferentemente al mercado minorista, o sea, al consumidor final. En su proceso productivo se usan materias primas agrícolas o productos semielaborados por la industria pesada. También se conoce a la industria ligera como industria liviana.

Industria liviana

El uso del capital de la industria liviana o ligera es menos intensivo, se usan maquinarias de menor peso y su impacto en el medio ambiente es menor, por lo cual pueden estar cerca de lugares poblados, lo que es importante ya que depende de su cercanía de lugares poblados la comercialización de sus productos, que poseen gran valor agregado. Están muy vinculadas al sector terciario del comercio, que acerca los productos al consumidor.

Las crisis económicas las afectan en alto grado, ya que al depender del consumo local, si hay poca demanda por escasez de recursos en la población, los precios deberán bajar, si se desea colocar la producción.

Con respecto al uso de la energía su consumo es menor con respecto a la industria pesada

La industria ligera comprende muchas ramas, siendo sus productos perecederos o duraderos, por ejemplo: la industria textil (telas, ropas) la industria de la alimentación (enlatados, conservas, harinas, fideos secos, vinos, leche en polvo, etcétera) industria del mueble, industria de electrodomésticos (enceradoras, cocinas, televisores, etcétera) industria del calzado, industria del tabaco, industria del automóvil, etcétera.

Este tipo de industrias representa una enorme fuente laboral, para técnicos y graduados universitarias en el área de la ingeniería, aunque las industrias base de la economía son las pesadas.