Concepto de misil

El significado literal de misil que designa a aquella munición guiada y autopropulsada por motores de reacción o cohetes; es “arrojadizo” según su origen etimológico, ya que procede del latín “missĭlis”.

Pueden ser lanzados desde tierra, agua o aire para atacar objetivos terrestres o aéreos, o ambos. Su alcance es variable, desde distancias cortas hasta larguísimas. En general sus partes son: una cabeza de guerra, un motor, un sistema de guía y otro de control.

Los misiles son utilizados generalmente en las guerras, por su alto poder destructivo, como armas con cabeza explosiva (algunos pueden contener efecto aniquilador biológico o químico) para dirigirse a un blanco específico pudiendo programárseles un rumbo fijo (misiles programados) o variar su trayectoria a través de órdenes electrónicas.

Concepto de misil

Los primeros misiles operativos los usaron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Los V1 y V2 usados por los nazis emplearon pilotos automáticos mecánicos.

Los misiles pasivos se orientan hacia la búsqueda de un tipo de radiación emitido por el objetivo. Los activos poseen un censor y una fuente lumínica.

Algunos misiles siguen una trayectoria al modo de una bala, son los “misiles balísticos” mientras que otros se mueven al modo de una aeronave con ala fija, y son por ello denominados “misiles crucero”. Las diferencias fundamentales entre los misiles balísticos y los de crucero es que los primeros son autopropulsados en su inicio por motores-cohete, alcanzan gran altura y velocidad lo que los hace más difíciles de interceptar, y su rumbo como ya dijimos, es como la trayectoria de una bala. Los segundos (de crucero) necesitan de propulsión continua con alas de maniobra, y por ello pueden alcanzar mayores distancias Los antitanques pueden ser transportados y arrojados por un solo individuo.