Concepto de nave

La palabra nave reconoce su origen en el vocablo latino “navis”, designando a aquel instrumento que sirve para la navegación por agua o en el espacio exterior, llamándose en este caso, naves espaciales que pueden o no contar con tripulación, y en especial tienen fines científicos. Las naves nodrizas son las que transportan en su interior a otras de menor tamaño o aprovisionamientos para ellas. El término se usa mucho en ciencia ficción para describir a ciertos OVNIS.

Para la navegación por agua se utilizan los barcos, construidos de diferentes materiales habiendo sido los primeros de madera, y actualmente pueden ser también de metal u hormigón.

Las naves piratas, rápidas y de pequeño tamaño, aprovisionadas con cañones, se dedicaban al saqueo de navíos, y asolaron las costas europeas desde la antigüedad. Hasta el siglo XII usaron galeras, pero éstas fueron reemplazas por corbetas para esa época.

Las nuevas naves que surgieron en el siglo XV, las carabelas, permitieron la conquista del territorio americano, al permitir internarse en el Océano.

El navío de línea fue una clase de buque de guerra, que se usó en forma alineada, uno tras otro, para construir una especie de muralla, durante los siglos XVII a XIX, de velas cuadradas y tres palos.

Las naves que circulan por debajo del mar se denominan submarinos.

En las iglesias y templos se denomina nave principal al espacio ancho y en altura comprendido entre la entrada principal y el presbiterio, ubicado antes del altar mayor, y en general encerrado por muros o arcadas.