Concepto de telescopio

Telescopio es una palabra de origen griego. Se deriva del verbo σκοπέω que significa "mirar", que en este caso se aplica para visualizar objetos que se hallan lejos, mediante un instrumento óptico, de gran uso en la ciencia astronómica, siendo su instrumento básico.

Fue supuestamente el alemán fabricante de anteojos Hans Lippershey (1570-1619) quien diseñó el primer esbozo de aparato telescópico, pero Galileo Galilei (1564-1642) lo perfeccionó, tomando como base el modelo de un telescopio holandés, que deformaba los objetos. El de Galileo logró aumentar el objeto seis veces de su original tamaño armando el aparato con solo dos lentes: un cristal convexo que cumplía la función de objetivo, y un ocular. En 1609, Galileo logró visualizar, nuestro satélite (la Luna), el mayor de los planetas (Júpiter) y varias estrellas. Un año después pudo ver las cuatro lunas de Júpiter.

Concepto de telescopio

Poco a poco fueron surgiendo otros telescopios, como el refractor, pero tenía el inconveniente de producir aberración cromática, lo que se solucionó con mayor amplitud focal en el objetivo, pero esto los hizo muy pesados.

Los inconvenientes del refractor fueron solucionados por Isaac Newton, al fabricar un telescopio, llamado reflector, usando un espejo curvado en reemplazo del cristal objetivo. Cerca del foco colocó un segundo espejo con la finalidad de que los rayos del reflector se desviaran cuando se dirigieran al ocular.

Uno de los telescopios de mayores dimensiones se encuentra en Hale (California) y los más grandes del mundo se hallan en Hawai. Existen telescopios muy sofisticados que son complejas estaciones para la observación astronómica, como el telescopio espacial Hubble, puesto en órbita alrededor de la Tierra en 1990.