Concepto de voltaje

El voltaje o tensión, en electricidad, se mide en voltios (unidad de potencial eléctrico, según el Sistema Internacional de Medidas, que es el potencial de un punto al cual se ha traído una carga positiva de un culombio, desde el infinito, mediante el trabajo de un julio con el objetivo de vencer las fuerzas del campo, o a la diferencia existente en su potencial de energía entre dos puntos, concepto este útil que resulta más útil) usándose para ello, un voltímetro, que marca los voltios con el desplazamiento de una aguja, siendo una magnitud propiamente medible.

El voltímetro debe conectarse entre los bornes del instrumento cuyo voltaje desea medirse. El voltaje será mayor, cuanto más diferencia exista en el potencial.

El voltaje depende del potencial eléctrico de los puntos tomados en consideración, sin incidencia del tramo que la carga haya recorrido, y sirve para que circule la corriente eléctrica, impulsando los electrones a través de un cable, por ejemplo, para que se encienda una lámpara. Cuando el voltaje es menor que el que se necesita para que los aparatos eléctricos funcionen se dice que hay una baja de tensión, y si es mayor, una de tensión. Ambos casos pueden dañar a los equipos.

Como fuentes de voltaje pueden existir directas como una batería, o alternas como la que obtenemos de un toma corriente (en este último caso hay un proceso donde la corriente gira primero en un sentido y luego en el opuesto, de modo sistemático).

Este concepto se aplica por extensión a otros campos, por ejemplo cuando se habla de alto voltaje erótico, alto voltaje de adrenalina, etcétera.