Concepto de Caja de Ahorro

Las Cajas de Ahorro pueden ser entidades crediticias parecidas a los Bancos pero con un particular régimen legal, nacidas para fomentar el ahorro, con fines especialmente sociales y no especulativos; o pueden ser un modo de operar dentro de Bancos, para depositar dinero.

La Caja de Ahorro es una alternativa que ofrecen las instituciones bancarias para depositar dinero o cheques, manteniendo la disponibilidad del mismo, ya que pueden efectuarse un determinado número de extracciones por mes (en general cinco) recibiendo un interés mensual muy escaso y pagando por el servicio. En general los intereses, que se acreditan mensualmente, no compensan el costo de mantenimiento de la cuenta.

En dicha cuenta pueden recibirse pagos, acreditarse salarios, y también transferirse dinero a otras cuentas, siendo de este modo un medio de pago seguro, ya que permite operar sin trasladar el dinero en efectivo. Otra alternativa viable a través de una Caja de Ahorros es abonar impuestos y servicios. Cada vez que se opera en la cuenta, se obtiene un comprobante que lo certifica. Trimestralmente el cliente deberá recibir un detalle de todos los movimientos registrados en su cuenta.

Pueden operar con moneda propia del país, y en algunos países es posible además crear cajas de ahorro en moneda extranjera, en general, dólares estadounidenses.

Se requieren pocos requisitos para abrir una cuenta en Caja de Ahorros, que se identifica con un número. Se debe acreditar la identidad de quien será titular, que debe ser una persona capaz de administrar y disponer de sus bienes; y mantener un determinado saldo en depósito, si esto último en algún momento no sucede, es posible que la cuenta se cierre, pues de allí se descuentan las comisiones que cobra el Banco.