Concepto de hueste

La palabra hueste nos remite en su etimología al latín “hostis” en el sentido de enemigo, de la que también se derivó el adjetivo hostil. Entre los romanos los “hostis” eran aquellos extranjeros que pertenecían a los pueblos que luchaban contra Roma. En la Edad Media se empleó el sustantivo hueste para nombrar a los

Concepto de beligerante

El adjetivo beligerante procede del latín “belligerantem”, siendo el participio presente de “belligerare” en el sentido de “guerrear” o “hacer la guerra”. Se integra por el sustantivo “bellum” que se traduce como “guerra” y el verbo “gerere” en el sentido de gestar o generar. Las partes que participan en una guerra se denominan beligerantes. Así,

Concepto de belicoso

La palabra belicoso es un adjetivo que proviene en su etimología del latín “bellicosus”. El término se compone del sustantivo “·bellum” en el sentido de “guerra” más el sufijo de abundancia, “osus”. Se califica a alguien (individuo o grupo) como belicoso cuando tiene inclinación hacia las peleas y la guerra. Es lo contrario a quien

Concepto de especialista

La palabra especialista está integrada por los siguientes términos latinos: “specialis” en el sentido de especial o diferenciado y el sufijo “ista” que indica que se trata de un oficio o profesión. Un especialista es aquel que, dentro de una profesión, oficio o arte, conoce una parte de ella en profundidad. Este dominio sobre la

Concepto de incorporación

Incorporación designa la acción y también el efecto del verbo incorporar que procede etimológicamente del latín “incorporare”, término integrado por el prefijo de interioridad “in” y por “corpus” que se traduce como “cuerpo”. Cuando hablamos de una incorporación nos referimos a que algo o alguien se introduce dentro de un cuerpo o estructura, sumándose a

Concepto de plasmar

Plasmar es un verbo de primera conjugación (termina en “ar”) que reconoce como origen etimológico el término griego πλάσσειν (puede leerse plassein) de donde pasó al latín como “plasmare” en el sentido de formar, moldear o modelar. Del latín pasó al español. Para poder plasmar algo en sentido material se necesita que se trate de

Concepto de adrede

La palabra adrede procede etimológicamente de la expresión latina “ad directum”, que puede traducirse como lo que se hace de modo directo, intencional o a propósito. Se realiza el acto de forma no obligada, ni por imprudencia, ni por descuido; sino que con pleno discernimiento se eligió hacerlo. Se aplica especialmente a aquellas conductas que

Concepto de arbitrio

La palabra arbitrio llegó al español desde el latín “arbitrium”, a su vez de “arbiter” que significa “árbitro” o “juez”, que es la persona que se considera facultada para dirimir una cuestión dudosa o litigiosa según su saber y entender, pues se la considera capaz de hallar racionalmente la mejor solución posible al conflicto, en

Concepto de mancillar

Mancillar o amancillar, es manchar o deslucir, lo que puede aplicarse a las cosas, materiales o inmateriales, o a los seres vivos, cuando se deterioran o dañan, ya sea por la acción de la naturaleza o del hombre: “Se ha mancillado la estatua, luego de tantos años de ser castigada por la lluvia”, “Los niños

Concepto de arrendar

El verbo arrendar procede en su etimología del latín “renditus” que es participio pasivo del verbo “rendere”, a su vez de “redere” en el sentido de devolver. Arrendar una cosa es entregar el dueño, o el legítimo poseedor autorizado para tal efecto, a un tercero el uso y goce de ella, por un lapso de