Ciencias Jurídicas Archive

damnificado

La palabra damnificado, se derivó del latín “damnificare”, vocablo que está conformado por los siguientes términos: “damnum” que puede traducirse como “daño”, y “facere” en el sentido de “hacer”. Un damnificado es la víctima de un daño, que puede ser físico (resultar lastimado en una parte del cuerpo) patrimonial (sufrir un menoscabo en sus bienes)

constancia

El origen de la palabra constancia debemos buscarlo en la lengua latina. Procede del vocablo “constantia”, que se integra de los siguientes términos: el prefijo de globalidad o unión, “con”, el verbo “stare” que se traduce como “estar situado en un lugar de modo estable” más el sufijo de cualidad “ntia”. La palabra constancia se

procuración

La palabra procuración hace referencia a la acción y al efecto del verbo procurar, del latín “procurare”, término integrado por el prefijo “pro” en el sentido de favorecer, y “curare” en el sentido de “cuidar” o de dar algo a otro que lo necesite, o de conseguir algo por nuestros propios medios: “Me han procurado

juramento

La palabra juramento se derivó del latín “iuramentum”, integrado el término por el sustantivo “ius”, que se traduce como “Derecho”, y los siguientes sufijos: “are” usado para formar verbos, y “mentum” empleado para indicar que se trata de un instrumento o resultado. Un juramento es la afirmación o la negación rotunda sobre un hecho concreto,

escrutinio

La palabra escrutinio procede del latín “sctrutinium”, a su vez derivado del verbo transitivo “scrutare” en el sentido de indagar, y que a su vez se integra por el sustantivo “scruta” que designa los desechos, por lo cual, en su sentido originario, sería buscar entre los desperdicios, examinándolos. Ámbitos de uso Por un lado, escrutinio

exterminio

Exterminio reconoce su origen etimológico en el vocablo latino “exterminium”, integrado por el prefijo de separación “ex”, por el verbo “terminare” en el sentido de “terminar”, “limitar” o “acabar” y el sufijo de resultado “ium”. Se denomina exterminio al efecto de la acción llevada a cabo para terminar con un conjunto de seres vivos. Los

pena

La palabra pena en su origen nos remite al latín “poena” usado para designar aquello que causa tristeza y aflicción. Ejemplos: “Me causó pena ver cómo maltrataban al niño, y denuncié el hecho ante la policía”, “siento pena por mi vecino que acaba de perder un hijo en un fatídico accidente de tránsito”, “La pena

prófugo

La palabra prófugo llegó a nuestro idioma desde el latín “profugus”, término integrado por el prefijo “pro” que indica algo que está por delante, y el verbo “fugare” en el sentido de escapar, huir, fugar o espantar. Un prófugo es aquella persona que escapa de la acción de la justicia, para evitar ser procesado o

linchamiento

La palabra linchamiento, del inglés “lynching”, es un epónimo, ya que se cree que se derivó del nombre del revolucionario estadounidense, Charles Lynch (1736-1796) que, en 1780, presidió un tribunal de facto que decidió sobre la vida de un grupo de colones anti independentistas (conocidos como lealistas o tories) que querían permanecer leales a la

felonía

La felonía es el acto que realiza el felón, que procede etimológicamente del latín “fellonis” de donde pasó al francés como “félon” y luego a español. Una felonía es una traición, acción inmoral que importa una deslealtad, una vil afrenta a la confianza que en alguien se había depositado. La traición siempre fue mal vista.