Ciencias Jurídicas Archive

cognado

La palabra cognado, llegó a nuestra lengua, desde el latín, “cognatus”, integrada por el prefijo de integralidad “co” y por “natus” en el sentido de “nacido”. Referido al parentesco, en el Derecho Romano, se consideraba cognado a aquella persona, unida a otra, por lazos de sangre. En sentido amplio, en referencia a sus parientes paternos

correccional

La palabra correccional se integra con el término corrección, del latín “correctio”, formado por el prefijo global “co” y por “rectus” en el sentido de “recto”, más el sufijo de pertenencia, “al”. Correccional es entonces lo relativo a aquello que tiende a enderezar algo, para que se encamine en el recto sentido, especialmente aplicado a

cesión

La palabra cesión, del latín “cessionis”, hace referencia al acto y al resultado de ceder, verbo que etimológicamente nos retrotrae al latín “cedere”, en el sentido de abandonar o ceder el paso. Alguien realiza una cesión, cuando, en general de modo voluntario, le entrega a otro u otros, algo que le pertenece, que puede ser

ceja

La palabra ceja, fue tomada por el español, del latín “cilium”, que en sus inicios hacía referencia al párpado inferior, denominándose, al superior, supercilium. Las cejas, de color similar al cabello de la cabeza, en número par, se ubican por encima de cada uno de los ojos, aproximadamente a unos dos centímetros de ellos, en

causante

La palabra causante, se compone por el verbo causar, del latín “causare” que significa que alguien o algo provoca un efecto, más el sufijo “nte” que oficia como formador de adjetivos, indicando al que realiza la acción. En sentido general, causante es, el suceso natural, azaroso o humano, que desencadena una consecuencia, que se conoce

medida cautelar

Una medida cautelar es una institución propia del Derecho Procesal, pues es ordenada por los jueces para impedir que el proceso judicial se vea entorpecido en su desarrollo o en sus consecuencias, para que los efectos de la sentencia no sean ilusorios y puedan efectivizarse. Se llaman cautelares pues tienen fines preventivos o precautorios, para

caución

La palabra caución, tiene su origen en el vocablo latino “cautiōnis”, derivado del verbo “cavere” en el sentido de resguardarse, más el sufijo “ción” que indica acción y efecto. Caución es sinónimo de prevención, de tomar recaudos para evitar situaciones lamentables o peligrosas. Importa obrar con cautela, aunque es más frecuente usar, en este sentido,

causahabiente

La palabra causahabiente (de “causa”, traducida como motivo; más “habiente”, derivada de “haber”, en el sentido de tener) es empleada en el ámbito jurídico, para designar a aquella persona, que ocupa el lugar de otra, en uno o más derechos no personalísimos, ya que éstos, como, por ejemplo, la calidad de esposo/a, de socio, de

calumnia

La palabra calumnia, procede de igual término latino, a su vez derivado de “caluor”, en el sentido de engaño. Una calumnia, en sentido amplio, es una aseveración mentirosa, atribuyéndole a alguien, acciones ilícitas. Quien calumnia, difama, haciendo circular falsos rumores que manchan el buen nombre de la persona a quien se refieren. Muchas veces, en

breviario

La palabra breviario, procede del latín “breviarium” integrada por “brevis” en el sentido de breve o acotado, más el sufijo de pertenencia “arium”, o sea que un breviario es lo relativo a lo breve, aplicándose a los resúmenes, compendio o síntesis de libros. En materia religiosa, los breviarios, conocidos desde el siglo XI, son resúmenes