Ciencias Jurídicas Archive

amilanar

La palabra amilanar está compuesta por el prefijo “a” del latín “ad” que indica aproximación o cercanía, el sustantivo “milano” que se aplica a un conjunto de aves rapaces, pertenecientes a la familia Accipitridae, que provocan temor a sus presas, más el sufijo “ar” formador de verbos de primera conjugación. Amilanar es la acción de

confiscación

La palabra confiscación, alude a la acción y al resultado de confiscar, del latín “confiscare”, término integrado por el prefijo de unión, “con”, y por “fiscus”, que designa al Fisco o Erario público (patrimonio del Estado). La confiscación, es la apropiación de bienes por parte del Estado, en ocasiones, establecida como remedio ante situaciones de

talón

La palabra talón, es homógrafa. Derivada del latín “talus” se refiere a la parte posterior de cada uno de los pies. Del francés “étalon”, talón es un tipo de pesos y medidas; y del germánico “talon” se usa para nombrar un albergue o mesón. El talón del pie humano La parte trasera del pie de

tropelía

La palabra tropelía, es un derivado del sustantivo, de origen latino, “troppus”, a su vez del fráncico “throp” en el sentido de amontonamiento. En el francés, fue tomado el vocablo, como “troupe”, aplicado, a las aglomeraciones o masas, especialmente del ejército, y de allí pasó al español, como tropa. Tropelía también se vincula con tropel,

arresto

Arresto es la acción y el efecto del verbo arrestar, que nos remite, etimológicamente, al latín “arrestare”, vocablo integrado por el prefijo de aproximación “ad”, por el de intensidad “re”, y por el verbo “stare” en el sentido de estar o permanecer. El arresto es, entonces, la acción quitar a otro su libertad, y el

arrebatamiento

La palabra arrebatamiento es el resultado del verbo arrebatar, regular, pronominal y de primera conjugación, integrado el término por el prefijo de privación “a” y por el vocablo árabe “ribat” que indica una fuerza o sujeción. El arrebatamiento es la consecuencia de quitar con ímpetu o violencia algo (material o inmaterial) a otro, antes de

adulterar

La palabra adulterar es un verbo, pronominal, regular y de primera conjugación, que nos llegó desde el latín “adulterare”, integrado el vocablo por el prefijo “ad”, que equivale a la preposición, “hacia”, y por “alter” que puede traducirse como “otro”, indicando que una cosa, material o inmaterial, se acerca, aproxima o se parece a otra,

indeclinable

La palabra indeclinable se originó en el latín “indeclinabilis”. Se integra con el prefijo negativo “in”, el de dirección descendente, “de” y por el verbo “clinare” en el sentido de “inclinar” o “torcer”. Lo indeclinable, es, entonces, lo que se mantiene firme en una postura o que debe hacerse o cumplirse de modo inevitable, irrevocable

Carta Magna

Carta, procede del latín “charta” y designa un papel escrito; y magna procede de “magnus” en el sentido de “grande” o “importante”. Una Carta Magna es un escrito donde se comunica algo de suma trascendencia, y se emplea para designar específicamente el documento donde se conceden derechos relevantes y/o se establecen las bases constitutivas de

infringir

El verbo infringir, procede etimológicamente del latín “infringere”, conformado por el prefijo de interioridad, “in”, y por el verbo “frangere” que se traduce como “romper” o “quebrar”. Infringir alude a la acción de quebrantar normas sociales, morales, religiosas o jurídicas. Quien infringe las reglas, se denomina infractor. Ejemplos: “Venía distraído y pasé un semáforo en