Ciencias Naturales Archive

sed

La palabra sed, tiene su origen el término latino “sitem”, y designa un fenómeno natural y fisiológico, por el cual el organismo reclama la ingesta de líquidos. El cuerpo contiene agua en una gran proporción. En los humanos, los bebés tienen un 70 % de agua en su organismo. Luego, a medida que el individuo

errante

La palabra errante, es un adjetivo que nos remite al latín “errantis”, vocablo integrado por el verbo “errare”, en el sentido de errar o equivocarse, a lo que se añade el sufijo de agente “nte”. El sujeto u objeto errante, es el que yerra el camino y por eso va de un sitio a otro,

fiordo

Fiordo es un sustantivo masculino, que llegó al español desde el noruego “fjord”, derivado este vocablo de fjorðr, que se usaba para nombrar, accidentes naturales, que son zonas lacustres aptas para la navegación. Los fiordos son profundos y estrechos valles sumergidos, de laderas pronunciadas, con montañas a sus lados, ubicados en las costas marítimas, cuya

trayecto

La palabra trayecto nos llegó desde el francés “trajet”, a su vez del latín “trajectare”, integrado por los siguientes términos: “trans”, que indica que algo está “más allá”, y el verbo “jacere” que puede traducirse como “lanzar”. El trayecto es un recorrido, entre dos puntos situados en el espacio; siendo la medida del trayecto la

rejuvenecer

Rejuvenecer es un verbo pronominal, de tercera conjugación e irregular, que se integra por los siguientes términos tomados de la lengua latina: el prefijo de retroceso “re”, el adjetivo “iuvenis” que se traduce como “joven” y “scere” que indica que se trata de un proceso. Rejuvenecer es la acción de que alguien que perdió la

brasa

Si buscamos la etimología del sustantivo femenino brasa, la hallamos en la lengua germana. Procede de “brasse”, que se traduce como fuego. Si bien hablamos de brasa en general, como sinónimo de fuego, las brasas son los leños o el carbón encendidos, y también lo que queda, una vez que el fuego se extingue, en

itinerante

La palabra itinerante se conforma con los siguientes términos, tomados de la lengua latina: el sustantivo “iter”, que se traduce como “camino”, y el sufijo de agente, “nte”. Itinerante es lo que no está fijo en un lugar, sino que va de un punto otro, recorriendo un camino. No son itinerantes, ni las plantas, ni

obrero

La palabra obrero se derivó, evolucionando, del vocablo latino “operarius”, a su vez, derivada de “opus” en el sentido de obra o trabajo; más el sufijo de relación “arius”. Un obrero es aquel que realiza una obra. En términos generales es un trabajador o empleado, aunque específicamente se emplea para referirse a los trabajadores fabriles

partir

Partir es un verbo regular, pronominal de tercera conjugación, cuyo origen etimológico nos remonta al latín “partire”, que, a su vez, se derivó de “pars”, en el sentido de “parte” o porción que se separa de un todo. Es por ello que su sentido original es el de dividir o separar, ya sea para poder

astilla

La palabra astilla llegó al español a partir del latín “astella”, diminutivo de “astulla”, que designa un trozo de madera de pequeño tamaño, a su vez de “assis” que designa un corte, por lo cual una astilla es un fragmento, principalmente de madera, aunque puede ser de otro material, por ejemplo, hueso, vidrio o plástico,