Ciencias Naturales Archive

benigno

La palabra benigno nos llegó desde el latín “benignus” vocablo que se integra con el adjetivo “bene” que se traduce como “bueno” y con el verbo “genere” en el sentido de generar o engendrar. Algo benigno es lo que se generó o nació como bueno o carente de malignidad o capacidad de hacer mal o

dorso

La palabra dorso reconoce su etimología en el latín “dorsum”, que se traduce como “espalda”, por ello, el dorso de algo o de alguien, es su parte posterior, muchas veces, la que queda oculta. Lo relativo al dorso, recibe el nombre de dorsal. En los humanos, el dorso se identifica con la espalda, que se

pupila

La palabra pupila llegó a nuestro idioma desde el latín “pupilla”, siendo un diminutivo de “pupa” que hacía referencia a una muchacha, siendo “pupilla”, una muchacha pequeña. El iris, es una membrana circular, situada en el segmento anterior de la túnica vascular, delante del cristalino. La pupila es la parte del ojo, consistente en un

absorto

La palabra absorto, procede del vocablo latino “absorptum”, resultado del verbo “absorbere”, del cual es su participio; que se integra con los siguientes términos: el prefijo de separación, “ab” y el verbo “sorbere” que se traduce como sorber o tragar. Quien está absorto, tiene absorbida su mente, por un hecho o por un pensamiento, que

enano

La palabra enano procede del latín “nanus”, y puede usarse como sustantivo o como adjetivo, para designar o calificar a algo o alguien muy pequeño, comparado con el resto de quienes conforman su especie. Son enanos, todos aquellos, cosas, plantas, animales o personas, que, como dijimos son pequeños, de acuerdo a lo que se considera

café

El español tomó la palabra café, del italiano “caffe”, pero su origen remoto, se encuentra en la lengua turca, donde se lo llamaba “kahve” y en el árabe, donde se conocía a esta semilla del árbol llamado cafeto, como “qahwah”. La procedencia del cafeto, árbol de la familia de las rubiáceas, que puede alcanzar una

hoguera

La palabra hoguera, es un sustantivo femenino, cuyo origen se reconoce en el vocablo latino “focaria”, derivado de “focus” que significa “fuego” o “foco de calor”. Una hoguera es un lugar donde hay fuego encendido, que adquiere un tamaño considerable, generado con material de combustión, hecho con diversos fines, como crear una fuente de calor,

raudo

La palabra raudo, es un adjetivo, que procede del latín “rapidus”, que designa a lo que es veloz, rápido, impetuoso y ligero. Ejemplos de uso: “El raudo vuelo del pájaro lo alejaba cada vez más de su nido”, “El raudo paso de los días me acerca cada vez más al viaje de mis sueños”, “El

cenit

La palabra cenit o zenit, procede del término árabe “samet ar-ra’s”, o, abreviado, “semt”, que designa una cumbre, referido al astro que se encuentra encima de la cabeza del observador, en la bóveda celeste, y el lugar donde confluyen la línea vertical que se eleva sobre el observador y el hemisferio celeste. El cenit es

manantial

La palabra manantial originada en el latín “manantis”, que alude a aquello que mana o fluye, es aplicada en referencia a las aguas subterráneas que brotan a la superficie. Un manantial es un sitio donde hallamos una fuente de agua, que puede establecerse en forma definitiva o temporal, que brota en la tierra, en zonas