Author Archive

irreverente

El adjetivo irreverente nos remonta, al buscar su etimología, al latín “irreverentis”, vocablo integrado por el prefijo negativo “in”, el reiterativo, “re” y el verbo “vereri” que alude a sentir temor, basado en el respeto. Por eso, un irreverente es aquel que no guarda hacia otro (persona física o jurídica o símbolo) el debido respeto,

credo

La palabra credo es latina, y significa “creo”, pues se trata de la primera persona singular del verbo “credere” que se traduce como “creer”. El credo es una fórmula compartida por una comunidad religiosa, que mediante él expresa su fe. Si bien podemos hablar de credo judío o islámico, como conjunto de creencias religiosas, particularmente,

lesbiana

La palabra lesbiana, empleada en nuestro idioma desde 1870, para referirse a la atracción sexual y/o amor romántico entre mujeres, se derivó de la isla griega de Lebos, en las orillas del mar Egeo, cuna de la poetisa Safo de Mitilene (650 a.C-580 a. C) perteneciente a una familia de la oligarquía local. Recibió de

culminación

Culminación es la acción y el efecto del verbo culminar, que procede del término latino “culminare”, que se integra por “culmen” que indica que se trata del lugar más elevado, y el sufijo formador de verbos “are”. Se habla de culminación cuando un hecho o situación llega a su punto máximo de progreso y apogeo,

inapropiado

La palabra inapropiado es un adjetivo, que se compone del prefijo de negación, “in”, del de aproximación “a” y del vocablo “propio” del latín “proprium” que indica pertenencia. Lo inapropiado es lo que no es propio de algo o de alguien, pues no se ajusta a sus condiciones, necesidades o exigencias. Su antónimo es “apropiado”.

grito

La palabra grito es la acción, y, además, el efecto, del verbo gritar, que se originó desde el latín “quiritare” en el sentido de llamar o alertar a viva voz. Esto se logra cuando el aire pasa con mucho vigor por las cuerdas vocales, que cuando la voz sale naturalmente. Los gritos pueden sentirse agudos

escalafón

La palabra escalafón se derivó etimológicamente del latín “scala”, que se traduce como “escala” o “escalón”. Entre los romanos una “scalae”, “scala” en plural, es un conjunto de escalones, o sea, una escalera. De allí es que pasó, el escalafón, a tomar el significado de un conjunto de personas, que se ordenan por jerarquías, lo

mesías

La palabra mesías tiene su origen en el hebreo “mĕšīāḥ” que se traduce como “ungido”, el latín tomó el vocablo como “messias” y de allí llegó a nuestro idioma. Entre los hebreos, los reyes accedían al trono luego de ser ungidos con aceite de oliva, previamente consagrado, el que era colocado en su cabeza. Entre

inapetente

La palabra inapetente está integrada por los siguientes términos derivados de la lengua latina: el prefijo privativo “in”, el sustantivo “appetitus” que se traduce como “apetito” o deseos de alimentarse o satisfacer otras necesidades, como el caso de sufrir inapetencia sexual, más el sufijo de agente, “nte”. Con respecto a la ingesta de alimentos, está

hollín

La palabra hollín fue tomada por el español, del latín “fulliginis”. Es un sustantivo con el que se designa a un polvillo de color oscuro, a la manera de una ceniza negruzca, que se produce por la combustión incompleta de hidrocarburos, como el carbón, el papel, los plásticos, el aceite o la madera, y que