Author Archive

estrépito

La palabra estrépito nos llegó desde el latín “strepitus”, a su vez derivado del verbo “strepere”, en el sentido de producir un fuerte ruido. Un estrépito es un ruido muy fuerte, que puede llegar a ser ensordecedor, y, que en general produce conmoción o susto, aunque no siempre sea, realmente peligroso. Un ruido estrepitoso no

insinuación

La palabra insinuación procede etimológicamente del latín “insinuationis”, referida a la acción y al efecto del verbo insinuar, originada en el latín “insinuare”, vocablo integrado por el prefijo de interioridad “in” y por “sinuare” que puede traducirse como curvar o serpentear. “Sinus” hace alusión a una curva y, además al seno o pecho femenino, por

ensimismado

La palabra ensimismado es un adjetivo que se aplica solo a los humanos, siendo la capacidad de concentrarnos en nuestros propios pensamientos, abstrayéndonos de lo que sucede a nuestro alrededor. Por el contrario, los animales siempre están pendientes de los estímulos que les llegan desde el afuera. Quien está ensimismado está centrado en lo que

urocultivo

Un urocultivo es un examen que permite analizar la orina del paciente para detectar en ella la presencia de bacterias u otros microorganismos dañinos. Se usa para certificar el diagnóstico de la existencia de una infección urinaria, que pueden padecer personas de ambos sexos de todas las edades, siendo la más común causa de infección,

aserradero

La palabra aserradero designa el lugar donde se realiza la actividad, artesanal o industrial y mecanizada, de aserrar la madera. Aserrar es un verbo que nos llegó desde el latín “serrare” que designa la acción de usar una sierra para partir o cortar algo. Lo primero que se usó para cortar los troncos de los

caspa

Es dudosa la etimología de la palabra caspa, que podría haberse originado en el vocablo latino “capsula”, y se trata de pequeños residuos blancos que se forman en el cuero cabelludo y se esparcen por el cabello, al desprenderse, debido a la piel muerta que se va acumulando. La caspa no es algo grave, pero

día

La palabra día, llegó al español desde el latín “dies” y se aplica a la jornada de 24 horas, que transcurre mientras la Tierra realiza el movimiento rotatorio sobre su eje, y que se extiende desde las 0 horas, hasta las 24 horas, teniendo la semana siete días, y los meses 28, 29, 30 o

noche

La palabra noche es un sustantivo femenino que se originó en el vocablo latino “noctis” y designa el período de tiempo, entre el ocaso y el amanecer, variable según la época del año, salvo en el Ecuador, donde la duración es siempre la misma, del día y de la noche. La latitud y la zona

cántaro

La palabra cántaro tiene su origen en el griego κάνθαρος (“Kantharos”), donde designaba a un insecto similar a un escarabajo y también a una vasija o recipiente de boca ancha, con pie, cuerpo abombado, y con dos asas o mangos para asirla, semejando una copa, elaborada con cerámica u otros materiales, como el bronce, que

general

El origen de la palabra general, nos remonta al latín “generalis”, vocablo que a su vez surge a partir del término “genus” que aludía a la “gens” o familia originaria romana, al linaje. Con general se alude a todo aquello que no se aplica a tal o cual cosa determinada, sino a un conjunto de