Author Archive

autóctono

La palabra autóctono procede en su etimología del griego αὐτόχθων (lease autójthon), vocablo compuesto por αὐτός o “autos” en el sentido de “igual” o “mismo”, y por χθών o “jthón”, que se traduce como "tierra", pasó al latín como “autochthones” y al francés como “autochthone”, para arribar finalmente al español. Lo autóctono es lo propio

titubeo

Titubeo es la acción y el efecto del verbo titubear, del latín “titubeare”, aplicado al lenguaje vacilante y dubitativo, que no muestra seguridad y firmeza, por ejemplo: “Hablaba con titubeos, con lo cual nadie creyó sus dichos”, “Mi amigo es muy inseguro, por eso le va mal en los exámenes orales, pues se expresa titubeando,

fulgor

La palabra fulgor se derivó de idéntico término latino, integrado por el verbo “fulgere”, que puede traducirse como “resplandecer” o “brillar”, más el sufijo de resultado “or”. Fulgor alude a que algo tiene un gran brillo y luminosidad, pudiéndose usar en sentido literal: “La luz con su fulgor me ha encandilado”, “El fulgor del Sol

vacante

La palabra vacante procede en su etimología de “vacantis”, vocablo latino, integrado por el verbo “vacare” que puede traducirse como “vaciar” y el sufijo formador de participios “nte”. Se aplica en general el calificativo de vacante a algún puesto o lugar que no está ocupado y a la espera de que sea llenado, por ejemplo:

diezmo

La palabra diezmo es un sustantivo, cuya etimología nos remonta al latín “decimus”, aludiendo al 10 % que cobraban los monarcas sobre las mercaderías que ingresaban en sus puertos, por mar, aunque también se cobraba el diezmo a los productos que entraban por tierra; también entre los antiguos romanos se cobraba diezmo por el uso

taínos

Los taínos, palabra cuyo significado es, “bueno”, fueron un grupo étnico perteneciente a los arahuacos, que habitaban hasta la llegada de los españoles, la zona de Cuba, Haití, Puerto Rico y República Dominicana, conocida como Antillas Mayores. También poblaban la región norte de las Antillas Menores y las Bahamas. Llegaron allí desde la desembocadura del

rufián

La palabra rufián procede etimológicamente del italiano “ruffiano”, derivado del latín “rufianus”, a su vez tomado de “rufus” que designaba al cabello rubio o rojizo, color que era habitual en las prostitutas de la antigüedad romana, que usaban pelucas o se teñían sus cabellos de ese tono; a las que por eso se las llamaba

mentira piadosa

Mentir es hacer una afirmación falsa, a sabiendas, que tiene como objetivo, engañar. Es indudable que cuando se lo hace para perjudicar a otro, ostentar sobre algo que no se posee, o burlarse de alguien, es algo negativo y repudiable; pero en lo que ahora analizaremos, nos plantearemos hasta qué punto es malo, decir algo

lengua de señas

Usamos en este caso, lengua, para referirnos a la forma escogida para realizar entre los humanos el intercambio de mensajes. La lengua de señas es aquella que omite usar el canal sonoro en la comunicación, reemplazándolo por el visual, usando gestos corporales, especialmente hechos con las manos, en lugar de palabras. Si bien pueden aprenderla

lenguaje inclusivo

El lenguaje inclusivo o no sexista, intenta borrar las discriminaciones que se producen en la lengua escrita u oral con respecto a mujeres, hombres y transexuales. es una lucha del colectivo feminista, que ha logrado mucho, en pos de oponerse a la sociedad machista tradicional, y que, en este, como en muchos otros ámbitos, choca