Ciencias Naturales Archive

talón

La palabra talón, es homógrafa. Derivada del latín “talus” se refiere a la parte posterior de cada uno de los pies. Del francés “étalon”, talón es un tipo de pesos y medidas; y del germánico “talon” se usa para nombrar un albergue o mesón. El talón del pie humano La parte trasera del pie de

trompo

La palabra trompo, que se originó de la onomatopeya del sonido que produce este objeto al girar, igual que sucede con la palabra trompa, instrumento musical, que hace un sonido similar. Un trompo, usado habitualmente como juguete, desde tiempos muy remotos (se han hallado trompos de arcilla de los inicios de la historia en zonas

trompa

La palabra trompa, según el filólogo, Joan Coromidas, es una voz onomatopéyica, del sonido (tromp) que realiza el instrumento musical, que, por eso, lleva ese nombre. En Zoología En la cabeza de animales vertebrados e invertebrados, suele observarse una prolongación del aparato bucal, en forma de tubo alargado, que, en los invertebrados (mariposas y gorgojos,

arrebol

El origen de la palabra arrebol no es muy claro. Siguiendo a Joan Coromidas, según lo explica en su “Breve diccionario etimológico de la lengua castellana,” provendría de la palabra rubor, que, a su vez, procede del latín “rubeus” que se traduce como rubio o de cabello claro o rojizo. Un arrebol es la tonalidad

microorganismo

La palabra microorganismo se formó de la unión de los siguientes términos, tomados de la lengua griega: “mikro” que es algo muy pequeño o diminuto, “organon” que se traduce como órgano; a lo que se le añade el sufijo “ismo” que indica que se trata de un sistema. Un microrganismo es un sistema orgánico unicelular

mesón

La palabra mesón, procede del francés “maison”, que, a su vez, tomó el vocablo del latín “mansio” derivado del verbo “manere”, en el sentido de “quedarse” o “permanecer”, siendo un mesón, de acuerdo a su etimología, el sitio donde uno se queda, se aloja o permanece. Derivado del griego μέσος (léase mésos) significa lo que

oclusión

la palabra oclusión, llegó al español, desde el latín “occlusionis”, vocablo integrado por el prefijo de oposición “ob”, por el verbo “occludere”, que significa “cerrar” u “obstaculizar” y el sufijo “tion” que indica que se trata de un efecto o resultado. Hay oclusión cuando una cañería o un conducto que debería estar abierto y permitir

preso

La palabra preso procede del latín “prensus” y es el resultado del verbo “prehendere” en el sentido de atrapar o privar a alguien de su libertad; por ello preso es alguien que ha sido atrapado o puesto en cautiverio. Ejemplos de uso como sustantivo: “El preso estaba angustiado y molesto por su condición” o “El

maligno

La palabra maligno, nos llegó desde el latín, “malignus”, integrada por el adjetivo “malus” que se traduce como malo, y por la raíz, “gen” que nos remite al origen. Maligno es todo aquello, evento natural o pensamiento o acción humana, que es engendrado como malo o destinado a hacer el mal, entendido como daño o

torso

La palabra torso es un sustantivo masculino, que reconoce su etimología en el griego θύρσος (thýrsos). En la mitología griega, un tirso, es una barra forrada con hiedra o con vid que en su remate tiene una piña de pino, símbolo que se usaba en los homenajes al dios del vino, Dionisio. Del griego fue