Concepto de distrofia

La palabra distrofia está compuesta por términos latinos, a su vez tomados del griego: el prefijo negativo “dis”, “trophos” que hace referencia al alimento, más el sufijo de cualidad “ia”;

La distrofia alude a la mala alimentación o nutrición, que trae como consecuencia que las células y los órganos del cuerpo se desarrollen de modo anormal.

En Medicina se conoce como distrofia muscular a aquellas afecciones transmisibles por herencia, por una falla genética, que derivan en ausencias o deficiencias proteicas ya sea dentro o por fuera de las membranas celulares de los músculos. Esto trae como consecuencia la pérdida del tejido muscular y su debilidad. Puede afectar a toda la musculatura o a grupos de músculos estriados determinados. Esta enfermedad puede aparecer en la niñez, siendo en este caso de mayor gravedad, o durante la vida adulta. Tiende a empeorar con el paso del tiempo. Uno entre dos mil personas, sufren de alguna forma de distrofia muscular siendo la más frecuente la de Duchenne, que afecta sobre todo a los varones sin distinciones étnicas.

Los mñusculos pierden fuerza y tamaño, lo que ocasiona trastornos importantes como dificultad o imposibilidad de caminar y otro tipo de problemas motores, párpados caídos y frecuentes pérdidas de equilibrio y por ende, quebraduras.

No solo afecta la distrofia a las extremidades. En algunos casos pueden presentarse arritmias o insuficiencias cardiacas. Los tratamientos solo están orientados a palear la sintomatología con medicamentos, cirugías y fisioterapia. Se está estudiando la posibilidad de tratar esta dolencia con células madre.

Las distrofias corneales son un grupo de enfermedades no inflamatorias y generalmente genéticas, que se manifiestan especialmente en varones adolescentes, que hacen que la porción transparente y anterior del ojo, por donde este órgano recibe la luz, pierda progresivamente su transparencia, afectando la visión, lo que puede resolverse con una queratoplastia (transplante de córnea).