Concepto de hinchazón

Se puede definir a la hinchazón como el aumento de volumen de un cuerpo. Los elementos que pueden causar una hinchazón son la incorporación de aire, agua u otras sustancias, logrando la expansión del órgano u objeto que resulta abultado.

Es frecuente que se use en Medicina y en Veterinaria para hacer referencia a los casos en que la piel, los órganos en particular o el organismo en general, sufren un aumento de volumen, observándose protuberancias de tamaño variado y de consistencia blanda, lo que es perjudicial para la salud. La hinchazón también se la conoce como edema, que puede ser localizado, cuando lo hinchado es alguna parte específica; o generalizado cuando afecta a todo el cuerpo en su conjunto, y su gravedad es mayor.

Concepto de hinchazón

Hay muchas causas que pueden provocar en los seres humanos y animales la presencia de hinchazón, como la insuficiencia cardiaca, renal o hepática; la retención de líquidos, muchas veces ocasionada por el excesivo consumo de sal; el embarazo; las quemaduras; la mal nutrición; las enfermedades tiroideas; y algunos medicamentos, como los que se usan en quimioterapia. Ejemplos: “tienes la cara hinchada: o es una muela infectada, o tienes paperas” o “se me hinchó el abdomen, debo haber comido en exceso” o “me picó un insecto en la mano, y se hinchó mucho la zona”.

En el verano a causa del calor, que dilata los vasos de la sangre y esto reduce su elasticidad, es común que se presente la hinchazón de piernas y tobillos (edema periférico) especialmente en los adultos mayores, embarazadas, en quienes están mucho tiempo parados y en las personas obesas.

La hinchazón puede ser indolora o puede causar dolor, estando a veces acompañada de enrojecimiento y/o picazón, como el caso de las picaduras de insectos.