Concepto de síncope

Proveniente en su etimología del griego συγκοπή pasó al latín como “syncŏpe” (integrada por “syn” con el significado de “con” y por “kepto” que puede traducirse como “cortar” para llegar finalmente esta palabra al español, como síncope.

Es un término usual en Medicina y con él se hace referencia a la pérdida del conocimiento, parálisis respiratoria y de la actividad cardiaca, repentina y temporal por disminución de la irrigación cerebral, por razones neurológicas, vasculares, metabólicas o cardiológicas. El paciente pierde la estabilidad, se pone pálido, sudoroso, se marea y finalmente cae.

Concepto de síncope

El síncope vasovagal o desmayo común también conocido como lipotimia presenta una situación de desmayo por estimulación del nervio vago, por estar mucho tiempo parado, por estar en ambientes muy cerrados, por ayuno, estrés, sustos, cambios rápidos de posturas, por sufrir alguna impresión sensorial desestabilizante, etcétera, sin embargo no hay una pérdida de conciencia completa como en el síncope propiamente dicho y no hay problemas cardiacos. La reanimación ocurre de modo espontáneo y dura pocos minutos.

Es importante realizar un diagnóstico correcto de las causas de los síncopes pues algunos, el 75 % de los casos, pueden ser pocos serios y otros muy graves.

Síncopa, gramaticalmente, implica suprimir en un vocablo un sonido o más, lo que frecuentemente ocurre en el lenguaje informal, por ejemplo mascar por masticar o “cantao” por cantado. En Música designa el enlace entre dos sonidos iguales, estando el primero de ellos en la parte débil del compás, mientras el segundo se halla en el fuerte, obteniendo romper en los ritmos con su regularidad. Es un recurso muy utilizado en la música sinfónica.