Concepto de vertebrados

Los vertebrados son una clase de animales que pertenece a los cordados, pues tienen una cuerda dorsal, que es envuelta por un tejido esquelético. En los organismos adultos, generalmente la cuerda dorsal se convierte en columna vertebral, formada por vértebras, piezas óseas de número variable y forma anillada. La columna vertebral cumple la función de sostén del cuerpo y además protege a la médula espinal, órgano del sistema nervioso. Este esqueleto interno formado por huesos, en conjunto con los músculos y articulaciones les permite el movimiento.

El esqueleto de los vertebrados está conformado por el cráneo, la columna vertebral, el esqueleto visceral y el esqueleto apendicular.

Los vertebrados se dividen en peces, reptiles, anfibios, aves y mamíferos.

Poseen respiración branquial (agnatos, peces y larvas de anfibios) o pulmonar (anfibios, aves, reptiles mamíferos y algunos peces) y un sistema circulatorio es cerrado y vascular, formado por arterias, venas, capilares y corazón, por donde circula la sangre.

Su sistema nervioso presenta posición dorsal, formado por la médula, alojada en el conducto raquídeo, que al ensancharse en su parte anterior, forma el encéfalo, ubicado dentro del cráneo. El encéfalo se integra con el cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico, con centros nerviosos. Se diferencian el sistema nervioso cefalorraquídeo que gobierna la vida animal y el sistema nervioso simpático, que rige la vida visceral.

Su tubo digestivo es completo, y cuenta con boca y ano, donde desembocan glándulas anexas (glándulas salivales, hígado y páncreas). Su aparato digestivo es especializado con órganos para cada etapa.

El tegumento lo integran dos capas, la epidermis y la dermis. En general son unisexuales.