Concepto de tesón

La palabra tesón procede del latín “tensio” que a su vez procede de “tendere” en el sentido de “extender” y puede definirse como un esfuerzo que se continúa, extiende o prolonga en el tiempo en la consecución de un fin.

Quien actúa con tesón, insiste y no se doblega aunque las circunstancias no sean las mejores. Se trata de una virtud si lo que se pretende logar es algo positivo, ya que también puede ponerse esfuerzo y tesón en conseguir cosas malas y en este caso es negativo; lo que también sucede si el tesón sobrepasa los límites de lo saludable, ya que los extremos de lo virtuoso, son vicios, como por ejemplo, es bueno trabajar o estudiar con tesón, pero si al hacerlo se deja de descansar o nutrirse en forma suficiente, ese tesón resulta negativo y puede ser síntoma de estar sufriendo una adicción.

Concepto de tesón

Las personas tesoneras son en general, perseverantes, firmes, metódicas, constantes, responsables y auto disciplinadas, y cuando el tesón está dentro de los límites normales y el fin es bueno, puede logar excelentes resultados, aún cuando la meta sea difícil y los obstáculos muchos, por ejemplo: “Sin tesón las grandes empresas no consiguen buenos resultados”, “Trabajando con tesón pude salir de la miseria”, “El niño nació con una importante discapacidad pero sus padres pusieron tanto tesón en su rehabilitación que hoy es una persona feliz y productiva” o “Es un hombre inteligente pero no asciende en su trabajo pues le falta poner tesón a sus tareas”.

En la Biblia el tesón representa la virtud que tiene aquel que con firmeza, humildad y perseverancia cumple los mandatos de Dios y participa de su plan divino sin discutirlo.

En la Literatura podemos dar los siguientes ejemplos de empleo del término: En el poema “Muerte sin fin” del poeta mexicano José Gorostiza, puede leerse “el tesón de la sangre anda de rojo” y en “Avanti” del poeta argentino Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte) se da el consejo de tener el tesón del clavo enmohecido que viejo y ruin vuelve a su condición de clavo, y desechar la actitud del pavo cobarde.