Concepto de visionario

Un visionario es aquel que ve más allá de lo que se le presenta de modo evidente. Es una palabra formada por dos términos latinos: “viso” que alude a la acción de ver, y el sufijo de pertenencia, “ario”.

Los visionarios pueden imaginarse cosas que sucederán, por poseer gran imaginación o creer que están dotados de capacidad de adivinación. Estas visiones o imágenes de acontecimientos que no han presenciado pueden surgirles en sus sueños o en la vigilia, cayendo muchos de ellos en estado de trance.

Concepto de visionario

El futuro emperador romano Constantino fue un visionario, ya que se le presentó, algunos dicen que en sueños, y otros que la divisó en el cielo, la imagen de la cruz cristiana, augurándole la victoria si usaba ese símbolo, antes de la Batalla de Puente Milvio, que libró contra su adversario al poder, Majencio, y entonces, portando ese emblema al que opuso a su pagano rival, logró vencerlo el 28 de octubre del año 312.

En algunas personas puede ser un síntoma de enfermedad mental como sucede con los esquizofrénicos.

También se califica a alguien positivamente como visionario, cuando gracias a su sagacidad e ingenio puede anticipar el resultado de ciertas acciones o sucesos, para sacarles provecho. Es muy valorada en el ámbito empresarial y profesional. Por ejemplo: “Mi amigo es un visionario, compró un negocio muy barato al que le vio un potencial que nadie advirtió, y hoy le deja extraordinarias ganancias” o “Mi hermano es muy visionario eligió una profesión nueva, que le abrió muchas puertas en su futuro laboral”.

En el Himno dedicado al descubridor de América; Cristóbal Colón, se lo llama visionario divino. Aunque hoy podemos cuestionar que haya sido una inspiración divina la que lo guió, y el mérito de su misión, lo que es innegable es que sí tuvo la enorme audacia y valentía, que le permitió asumir tan tamaña empresa y hallar un nuevo continente, pero no como una visión, pues en realidad fue una casualidad, ya que él buscaba una ruta hacia las Indias orientales.