Concepto de asimetría

En el latín parece encontrarse el origen etimológico del concepto que nos ocupa, y más concretamente en la palabra symmetrïa que a su vez deriva del griego. Para definir el término asimetría tenemos que subrayar que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a aquel como “falta de simetría”.

Es decir, partiendo de dicha acepción, podemos determinar por tanto que la asimetría es un sinónimo de anomalía, desigualdad, irregularidad, desproporción, desequilibrio o deformidad. Un significado que, en ocasiones, también es empleado para hacer referencia a una enfermedad que padecen algunas personas desde su nacimiento o por culpa de un accidente y que se llama cojera.

Teniendo claro esa citada premisa entonces quedaría claro que cuando nos estamos refiriendo a asimetría lo que hacemos es definir a que las diversas partes de un todo concreto carecen de total correspondencia exacta en lo que se refiere a tamaño, posición o forma.

Así más concretamente podemos subrayar además que el concepto que nos ocupa es una propiedad que poseen determinadas funciones, cuerpos u otros elementos a los que si se les introducen cambios o transformaciones, quedan diferenciados del elemento original.

De esta manera podemos utilizar este término para especificar que de él surgen adjetivos tales como asimétrico o asimétrica que vendrían a definirse como desproporcionado, irregular o desigual. Ello supone que se puedan utilizar para referirse, por ejemplo, a una figura asimétrica o a una rotación asimétrica.