Concepto de cambio

Etimológicamente cambio, proviene del término latino “cambium”. Son las transformaciones físicas, químicas, biológicas, sociales, políticas, económicas o psíquicas que experimentan las cosas y los seres vivos, considerados en forma individual o grupal. Los cambios pueden ser lentos o graduales, como sucede con el crecimiento de una persona; pero también bruscos. Los grandes cambios sociales, políticos, económicos o tecnológicos reciben el nombre de revoluciones, como la Revolución Industrial (de tipo económica) o la Revolución francesa (fundamentalmente política).

El filósofo griego Heráclito (535 a. c a 484 a. c) afirmaba el continuo cambio de la materia y de los hechos; el continuo fluir o devenir, regidos por una ley natural (el logos): “No nos bañamos dos veces en el mismo río”.

Cambia de estado la materia cundo pasa por ejemplo de un estado líquido al gaseoso, o de sólido a líquido o viceversa. Cambian los seres vivos físicamente, porque crecen, engordan, adelgazan, se embarazan, envejecen, etcétera. Cambian las personas psicológicamente cuando pasan de la alegría a la tristeza, de la euforia a la depresión, de la risa al llanto.

Se denomina tipo de cambio, al valor de una moneda de un Estado con relación a otra, perteneciente a otro país.

Se llama también cambio, a las monedas o billetes de valor menor, que sirven para comprar productos más baratos. Por ejemplo “No puedo venderte caramelos, si no tienes cambio”. “Tu billete es de mucho valor, y no tengo cambio para devolverte”.

En contrato de permuta implica que dos partes se pongan de acuerdo para intercambiar mercaderías de similar valor, o sea, es cambiar una cosa por otra.

La caja de cambios de un vehículo, es utilizada para realizar sus variaciones o cambios de velocidad.