Concepto de razia

La palabra razia, se originó el árabe “ghazwa”, en el sentido de “batalla” aplicadas, en especial, a las que llevó a cabo Mahoma, luego extensivas a las que se usaron para expandir el islam; de donde lo tomó el francés como “razzia”, al colonizar Argelia; con el significado de “incursión”, y del francés, llegó al español, para designar los ataques que se hacen a territorios enemigos, de modo sorpresivo, con objetivos destructivos, de objetos o personas; de apoderamiento de territorio, o de saqueo.

Una razia histórica de gran significación fue la que protagonizó Alarico I, rey visigodo, en el año 410, contra Roma, capital del vasto imperio, dentro del conflicto bélico conocido como guerra gótica, que se desarrolló entre los años 408 y 416, por el cual Alarico había invadido la península itálica. Fue el tercer asedio que sufrió Roma, y finalmente, la razia dejó cientos de muertos y la pérdida de parte de su patrimonio, además de la confianza en su seguridad.

Las razias musulmanas fueron frecuentes en la Península Ibérica, donde se las denominó “aceifas”. Una razia importante fue la que sufrió la ciudad de Oviedo, en la provincia de Asturias, en el año 794, que se habían iniciado por parte del emir Hisham I, contra los rebeldes cristianos este emir reinó entre los años 757 y 796.

Entre 1441 y 1774, las razias fueron constantes entre el sur de Moscú y el mar Negro, en lo que hoy son Polonia, Ucrania y Bielorrusia, por parte de los tártaros de Crimea y la Horda Nogái (nómadas turcos que formaban una confederación) que lo hacían para conseguir esclavos, que luego vendían en Oriente Medio.

Las razias también se realizaron por motivos de “limpieza” étnica, por parte de la Gestapo, en la época de la Alemania nazi.

Durante las dictaduras militares en América Latina, se hacían razias, ingresando en domicilios particulares, para encontrar a personas con ideas subversivas, que eran secuestradas, torturadas y la mayoría de las veces, asesinadas.

En la actualidad, son frecuentes las razias policiales, efectuadas por las fuerzas de seguridad, en zonas que se consideran peligrosas, a efectos de detener a sospechosos de haber cometido delitos. Muchas veces, bajo ese pretexto, son detenidos jóvenes inocentes que viven en barrios humildes, sin ningún motivo real, y se cometen hechos de abusos de autoridad.

También se hacen razias en varios países, que no son partidarios del ingreso de inmigrantes, a efectos de encontrarlos y deportarlos.