Concepto de crédito mercantil

Lo referido a lo mercantil es relativo a las operaciones de mercado, propias de la actividad comercial. En este caso crédito significa saldo acreedor, no registrado en los balances empresariales tradicionales, que solo toma nota de los bienes tangibles, dado por el exceso de rentabilidad de un negocio. Son bienes intangibles que otorgan una posición privilegiada, que no se computa en los saldos contables, salvo que se haya tenido que pagar para adquirirlos. Le permite tener o adquirir el control económico de la empresa.

Si existe crédito mercantil el valor de venta difiere, excediendo lo que consta en los libros de la empresa. En síntesis significa que la cotización de las acciones o cuotas partes de la empresa son mayores como valor de mercado de lo que resulta en sus libros contables.

Se da cuando un inversionista compra acciones o cuotas partes por mayor valor que el real de mercado, en consideración a los atributos de la empresa. Adquiere así el inversionista un crédito mercantil que se contabilizará como tal deduciendo de las acciones su valor intrínseco. El registro se hace en una cuenta llamada de intangibles. Debe ser amortizado en un plazo máximo de diez años. Esta amortización tiene efectos contables pero no fiscales, pues el valor de este crédito no es menor a medida que se opera el transcurso del tiempo.

Lo que no puede hacerse es el registro contable interno de futuras ganancias, computándose como crédito fiscal la posibilidad potencial de lograr ganancias que excedan lo normal.