Concepto de legitimación

Es la calidad otorgada a ciertas personas o actos, por vía legal, que las coloca dentro del ámbito y protección del derecho, aún cuando hubieran nacido fuera de la órbita legal.

Un gobierno adquiere legitimación cuando el pueblo y el resto de los Estados lo aceptan como tal, haya surgido o no de la elección popular.

En el ámbito del Derecho Procesal existe la legitimación activa, que le compete al demandante o actor, que puede ser una persona física o jurídica, y la legitimación pasiva, referida al demandado, que les confiere la ley procesal para poder actuar dentro de un proceso, en reclamo de sus intereses o derechos violados o en defensa y oposición de los derechos pretendidos por el actor, respectivamente.

Como modo de que los padres pudieran ejercer la potestad sobre sus hijos nacidos en forma extramatrimonial, en el antiguo Derecho Romano, por influencia del cristianismo, surgió la institución de la legitimación, que transformaba la condición ilegítima del hijo en legítima, que podía hacerse por el posterior matrimonio de los padres, cuando al tiempo de la concepción del hijo hubieran reunidos los requisitos legalmente exigibles para contraer enlace.

Otra forma de legitimación era por oblación a la curia, cuando el hijo se convertía en decurión (recaudador impositivo) o la hija ilegítima se casaba con un decurión. Esta última forma solo creaba parentesco civil entre el padre y el hijo o hija, pero no con los demás familiares paternos. También podía hacerse a través del rescripto imperial, en caso de ausencia, deceso de la madre, o que se hubiera casado con otra persona, solicitándolo el padre natural al emperador.

La legitimación fue admitida por el Derecho Canónico por el matrimonio posterior de los padres, si los padres podían casarse al tiempo de la concepción, del embarazo o del nacimiento. En caso de cesar el impedimento luego de los casos mencionados, se puede solicitar un rescripto papal para obtener la legitimación.

Actualmente es aceptada la legitimación por subsiguiente matrimonio en todos los países. Por vía administrativa, además, puede efectuarse en España, Alemania, Holanda y Cuba, y por vía judicial puede hacerse en Perú, Venezuela, Suiza, Italia y Francia.