Concepto de bioma

Los biomas son categorías en que se agrupan las comunidades bióticas, basándose en la forma vegetal dominante, reconociéndose cada bioma por su especie vegetal dominante. Los biomas se hallan profundamente influidos por el clima, el suelo y la topografía, que produce variaciones entre un bioma y otro, pues hay especies que se adaptan a ciertas condiciones naturales, y otras no.

Cada bioma posee en su interior asociaciones vegetales y animales similares, formando el conjunto de biomas, la biosfera, que es la parte de la Tierra donde tiene lugar el desarrollo de la vida.

Los biomas principales son:

Las selvas, que proliferan en los climas ecuatoriales, que reciben gran cantidad de lluvias. En este bioma se encuentra gran biodiversidad, ya que hay una enorme variedad de animales y plantas, éstas de gran porte. La selva más extensa del mundo es la del Amazonas, con 6.000.000 km².

Las sabanas, son llanuras que se ubican en general entre los trópicos, disminuyendo su vegetación, a medida que se alejan de la zona ecuatorial. Poseen arboleda separada por hierbas, siendo una zona intermedia entre el bosque y la estepa.

Los bosques, son biomas, desarrollados en climas húmedos, con abundantes precipitaciones, donde predomina una especie de árboles característica. Existen bosques de clima frío, llamados taigas, en América del Norte, donde predominan los árboles perennifolios (con hojas que no se caen) y coníferas; también encontramos bosques caducifolios, como los que se encuentran en Canadá y Estados Unidos, llamados así pues sus hojas se caen (caducan) en otoño.

Las tundras, se hallan en zonas cercanas a los polos, donde el agua se encuentra en forma de nieve. Solo encontramos en este bioma hierbas escasas, musgos y líquenes.

Los pastizales son zonas de suelos fértiles pues poseen gran material orgánico (humus). Son típicos de zonas templadas con pocas lluvias, donde predominan las hierbas o gramíneas, usadas en general para el pastoreo.

Las estepas son características de lugares con muy pocas lluvias, con hierbas y arbustos.

Los montes son también propios de climas secos, con pequeños árboles y arbustos espinosos.

Los desiertos, que casi no poseen agua y se hallan generalmente en zonas tropicales, solo permiten el desarrollo de plantas xerófilas.