Concepto de campo

La palabra campo proviene etimológicamente del latín “campus” y significa terreno plano. El terreno en general lo llamaban “ager”. Ejemplo de uso de la palabra campo en la Antigua Roma era el campo de Marte, un terreno llano para ejercitación militar que contenía un altar en honor al dios Marte.

Con la palabra campo puede designarse todo lugar donde se ejerce determinada actividad o influencia. Así se habla de campo magnético, de campo laboral, de campo eléctrico, de campo de batalla, de campo de la salud, de campo de fútbol, etcétera, estando también reservada específicamente la palabra campo para nombrar el lugar donde se desarrollan las tareas agropecuarias fuera de las urbes o ciudades, en contraposición a las áreas urbanas. Existen en los campos ubicados en zonas rurales campos destinados al cultivo y otros al pastoreo de ganado. La expresión “campo traviesa” se refiere a cuando uno se encuentra atravesando un lugar descampado o deshabitado.

El campo laboral de determinada actividad está constituido por todas las posibilidades de trabajo que brinda ejercer esa profesión. Por ejemplo cuando decimos que el médico tiene un campo laboral que puede desempañarse en el ámbito público o privado, y consiste su desempeño en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades (o sea, para lo que el título o profesión habilita).

Un campo magnético es una zona de fuerza que se crea en virtud de la acción de cargas eléctricas en movimiento. El campo magnético en un punto está configurado por el movimiento de una carga.

El campo visual es todo lo que puede percibirse con el sentido de la vista, estando los ojos quietos.

En pintura o en telas la parte sin estampar o dibujar se denomina campo.