Concepto de decantación

La decantación se utiliza para separar mezclas heterogéneas, que pueden estar conformadas por una sustancia líquida y una sólida, o por dos sustancias líquidas. Significa sedimentar, colocarse una de las sustancias en la base de la otra, por efecto de sus distintas densidades, lo que permite separarlas.

El caso de decantación de un sólido en un líquido, es muy común en los procesos de potabilización del agua, para extraer las partículas más pesadas, antes de la filtración. Se lo deja reposar, y al cabo de un tiempo, las partículas del sólido suspendidas en el líquido se depositarán en el fondo del recipiente. Cuando esto sucede, el líquido se pasa a otro recipiente, dejando en la base el sólido, que podrá extraerse con facilidad.

En el caso en que quiera procederse a la decantación de dos líquidos, éstos no deben formar solución, o sea deben ser inmiscibles. No puede emplearse por lo tanto en el caso del agua y el alcohol, que forman una mezcla homogénea, pero sí en el agua y el aceite, que es heterogénea.

Se usa para este proceso físico una ampolla de decantación, donde se coloca la mezcla. El agua descenderá y se colocará en la base, mientras el aceite estará en la superficie. Se abre el rabinete (llave de la ampolla) y entonces el líquido se trasvasa a un recipiente colocado debajo. Luego se cierra la llave y así se logra la separación.

Por extensión también se aplica el término decantación, a otras situaciones donde ciertas partes se separan del todo, por no pertenecer al mismo, ya sea por sus actitudes u opiniones divergentes. Por ejemplo “El curso se fue decantando. Quienes no querían estudiar decidieron abandonarlo”, o “El sistema educativo se ha decantado hacia la enseñanza privada”.