Concepto de desnutrición

La palabra desnutrición es un neologismo que procede de la unión de varios términos latinos: El prefijo privativo “des”, el verbo “nutrire” en el sentido de alimentar, a lo que se añade el sufijo indicativo de acción y efecto, “ción”.

La desnutrición es entonces la acción y la consecuencia de no estar alimentados en forma adecudada, a causa de una dieta insuficiente, en general por falta de recursos económicos o en situaciones de crisis políticas, desastres naturales o guerras, o porque el organismo no tiene la aptitud de absorberlos de modo adecuado, o se está cursando alguna enfermedad infecciosa, pero no falta un nutriente en particular, pues en ese caso hablaríamos de malnutrición sino que la carencia nutricional es generalizada. Por supuesto que todo desnutrido está mal nutrido, pero algunos que poseen una ingesta insuficiente de algún elemento en particular, puede estar mal nutrido pero no desnutrido. También se puede estar mal nutrido por exceso de ingesta de alimentos, y aquí no se daría el caso de desnutrición.

Concepto de desnutrición

El sujeto desnutrido tiene una carencia de proteínas, vitaminas, minerales y calorías, que le ocasiona bajo peso, cansancio crónico, fatiga y mareos. Si ocurre en la niñez puede producir problemas en el crecimiento y en el desarrollo físico y mental. Puede aparejar también problemas gastrointestinales, respiratorios y cardiacos a cualquier edad, al igual que anemia y diabetes. En las mujeres puede provocar ausencia de la menstruación. Si a la dieta de los niños les falta proteínas pueden desarrollar la enfermedad de kwashiorkor, característico de aquellos que observamos con un abdomen hinchado, muy común en países subdesarrollados, como ocurre por ejemplo entre los niños africanos. Los daños que ocasiona la desnutrición a la salud pueden ser reversibles o ser permanentes.