Concepto de energía

Energía es un vocablo de origen griego que significa capacidad de trabajo. Por lo tanto podemos elaborar el siguiente concepto de energía, desde el punto de vista de la Física, tomando en consideración los cambios que la energía provoca en los fenómenos naturales, como su movimiento, elevación, transporte o calentamiento:

Es la aptitud de un sistema para el desarrollo de un trabajo., dada por la posición del sistema (por ejemplo cuando colocamos un trozo de hierro cercano a un imán) que en este caso recibe el nombre de energía potencial, y es el producto del peso de un cuerpo por la altura en que se halla; o puede estar dada por la velocidad de sus masas, como cuando un martillo, impacta sobre un clavo (energía cinética). La energía cinética depende de la masa y del cuadrado de velocidad del cuerpo.

La energía está muy relacionada con la masa de un cuerpo, relación descubierta por Einstein, que afirmó que la energía tiene una relación directamente proporcional, a la masa de la que procede, con una proporcionalidad igual al cuadrado de la velocidad de la luz en el vacío.

La energía, a través de reacciones químicas, también produce cambios químicos, como ocurre cuado se quema un leño. Con la combustión en presencia de oxígeno, se produce la liberación de energía calórica y química.

La energía puede ser solar, suministrada por el Sol; térmica, cuando se manifiesta como calor (por ejemplo, una plancha); lumínica, en caso de que produzca luz, como el caso de una lamparita; cinética que como ya dijimos, perite que los cuerpos se desplacen, como la que posee un automóvil; hidráulica, como cuando en las represas se utiliza la energía que provoca la caída del agua; eólica cuando la energía proviene del viento, por ejemplo, la utilizada para mover las aspas de un molino; atómica, que se produce por la unión o rotura de los núcleos atómicos; eléctrica, ocasionada por la circulación dentro de un conductor de cargas eléctricas, etcétera.

Puede ser, además, renovable, cuando posee capacidad de regeneración, como la energía solar; o no renovable, que tiende a agotarse, como el petróleo.

El cuerpo humano también necesita energía para funcionar, la precisamos para correr, pensar, caminar, leer, crecer, y cualquier actividad cotidiana, acrecentándose con el movimiento la necesidad energética. La energía en el cuerpo animal o humano, se incorpora a través de la alimentación.