Concepto de fluidos

Se llaman fluidos al conjunto de sustancias donde existe entre sus moléculas poca fuerza de atracción, cambiando su forma, lo que ocasiona que la posición que toman sus moléculas varía, ante una fuerza aplicada sobre ellos, pues justamente fluyen. Los líquidos toman la forma del recipiente que los aloja, manteniendo su propio volumen, mientras que los gases carecen tanto de volumen como de forma propios. Las moléculas no cohesionadas se deslizan en los líquidos, y se mueven con libertad en los gases.

Los fluidos están conformados por los líquidos y los gases, siendo los segundos mucho menos viscosos (casi fluidos ideales).

Los fluidos son compresibles pues su volumen se reduce al ser comprimidos o presionados. Sin embargo son fluidos no compresibles los que soportan la fuerza de compresión del mismo modo que los cuerpos sólidos. Los líquidos sufren escasa deformación a la compresión, mientras que los gases son fluidos compresibles, estudiados por la termodinámica.

Todos los fluidos son viscosos, pero los líquidos lo son más que los sólidos.

Los fluidos reales poseen fuerzas de rozamiento entre capas contiguas, por lo cual si se aplica una fuerza en una capa, ésta se desliza arrastrando a las demás.

La dinámica de fluidos estudia los gases y líquidos en movimiento, por medio de ecuaciones.

Aplicado a otras situaciones como al uso del lenguaje, se dice por ejemplo que una persona tiene una conversación fluida, cuando posee mucho vocabulario, de fácil comprensión, y puede expresarse con soltura, espontaneidad y sin titubeos (las palabras fluyen por sus labios sin obstáculos).